José Antonio Cordón García
Facultad de Traducción y Documentación. GIR E-Lectra. Edición y Lectura Electrónica, Transferencia y Recuperación Automatizada de la Información
 
Universidad 3

El préstamo de revistas en las bibliotecas públicas y el mantenimiento de la bibliodiversidad

El dia 11 de julio, Alfonso Guerra y Jose Felix Tezanos, denunciaban en la tribuna de El Pais, la supresión de la subvención que la revista Temas, que dirigen desde hace casi 20 años, recibia anualmente. No se trataba de una subvención directa a la revista, sino que como señalaban los autores “Hasta el año 2012, TEMAS, igual que otras publicaciones similares, tenía como ayuda 850 suscripciones a bibliotecas públicas. Este sistema fue establecido cuando Miguel Ángel Cortés era secretario de Estado y ha sido respetado por todos los Gobiernos posteriores, tanto del PP como del PSOE, que han apoyado a las publicaciones culturales sin discriminar a ninguna por razones de orientación política o ideológica. Los diferentes responsables de Cultura se han comportado durante este tiempo de acuerdo con el consenso constitucional que obliga a las instituciones del Estado a proceder de acuerdo a principios de imparcialidad y no discriminación por razones de pensamiento o ideas.

Sin embargo, en 2012, con José María Lassalle en la Secretaría de Estado de Cultura, se suprimieron las suscripciones públicas a las revistas y se estableció un concurso de modestas ayudas a la edición, que se decide de forma unilateral por una comisión de funcionarios en su mayoría nombrados a dedo por el señor Lassalle y su equipo. Se ha pasado de un sistema objetivable y equitativo a otro que posibilita, como se constata, la arbitrariedad y la discriminación.”

revistas culturales

Al estupor ocasionado por la lectura de la noticia, que dice muy poco a favor de nuestras autoridades políticas, que con el pretexto de la crisis están acabando con un tejido cultural rico y variado, le sucedió la perplejidad cuando, inmediatamente después, leí la puesta en práctica de un servicio de préstamo de revistas y otros medios de comunicación en bibliotecas públicas americanas.

Desde hace un mes OverDrive ofrece las revistas del distribuidor Zinio a 1.400 establecimientos. 200 títulos, entre los que se encuentran The Economist, ESPN Magazine, Apple Magazine, etc.

Más sorprendente es que el número de revistas disponibles, no tienen DRM, lo que revolucionará la distribución del préstamo gratuito. Sin bloqueos, las revistas son libremente descargable en ordenadores y dispositivos móviles,  sin límite de tiempo en el préstamo. Para ello, es suficiente con disponer de una suscripción a la biblioteca escoger un título y disponer también de la aplicación Zinio para leer o descargar la revista.

Un pequeño inconveniente es que la salida del último número hace indisponibles los números más antiguos. Tampoco existe un sistema de carga automática, como el tienen los periódicos y revistas en Kiosko y Mas, por ejemplo. Pero el uso irrestricto, la duración del préstamo y la portabilidad convierten estos inconvenientes en menores.

Puesto que el Ministerio ha puesto en marcha un sistema de préstamo de libros electrónicos ¿por qué no incorporar también a las revistas culturales españolas? Los lectores lo agradecerían enormemente y representaría un tabla de salvación importante para gran número de ellas. El mantenimiento del ecosistema cultural y la bibliodiversidad forman parte de las señas de identidad de cualquier país, como lo viene demostrando Francia desde hace muchos años, y ahora lo evidencian las acciones emprendidas por su ministra de cultura.


Share

jcordon
Política de privacidad