Postgrado en Salamanca
Diario de un Master. Por Fernando García
 
header 1

Niños intelectualmente avanzados

superdotados

 

Hace un par de años, mientras estaba en un concierto de una orquesta sinfónica, me fijé que, dos o tres butacas más a la derecha, había un niño de unos diez años completamente entregado a la música. Tenía una partitura en la mano y , mientras la miraba, iba tarareando la obra que sonaba en un perfecto acorde.

Me pareció tan poco habitual, no solo por lo poco habitual de ver niños en este tipo de conciertos, sino por la entrega del chico, que la curiosidad me pudo. Aproveché un intermedio para acercarme a su padre, que estaba junto a él, y preguntarle al respecto.

El padre me confirmó que el chaval no solo miraba la partitura, sino que sabía leerla perfectamente y la interpretaba según la orquesta sonaba. De hecho, leer partituras era algo que le divertía y que hacía constantemente en casa. Igual que manuales y publicaciones sobre programación informática.

 

Los niños prodigio.

Los niños superdotados son fascinantes, aunque también es cierto que pueden llegar a intimidar. Sobre todo a sus padres si no están acostumbrados a algo así, o si los intereses del niño se alejan de las temáticas que pueden dominar.

En tiempos pasados, hubo muchas épocas en los que estos niños se consideraban locos o endemoniados. No se concebía que el que un niño tuviese esa capacidad intelectual fuese normal, interpretándolo como de otro mundo, con lo que esto conllevaba entonces.

Hoy en día, las expectativas es que estos genios puedan convertirse en adultos intelectualmente destacados. Podrían destacar como profesionales super cualificados en el mundo de la investigación, medicina, ciencias matemáticas, o incluso artistas creativos.

Cuidar de ellos se vuelve una necesidad. Aportarles los conocimientos que necesitan para que su intelecto siga creciendo al ritmo que demanda. Por suerte, hoy en día existen centros especiales para estos niños prodigio. Desde ahí les guían para que sean referencia y garantes de nuestro futuro.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad