Postgrado en Salamanca
Diario de un Master. Por Fernando García
 
header 1

Cambio de colchón

opiniones del colchon emma

 

Los entendidos en materia de colchones dicen que debemos de cambiar el nuestro cada 8 o 10 años. A partir de este plazo, los materiales de los que se compone empiezan a perder efectividad, Incluso podrían no solo perjudicar nuestro descanso, sino provocarnos daños y secuelas físicas. El mío tiene cerca de 20 años. No os digo más.

Ha llegado la hora de hacer un cambio. A priori pensaba que sería fácil pero nada más lejos de la realidad. Hoy en día pasa lo mismo cada vez que queremos cambiar algún artículo o aparato de uso cotidiano. La cantidad de marcas y modelos entre las que elegir es tan grande que se hace realmente complicado decantarse por uno u otro.

Lo primero es tener claro las medidas que necesitamos. Esta es la base de la compra y, si nos equivocamos en esto, tocará devolución. Eso siempre que el vendedor la ofrezca, que no siempre es el caso cuando se trata de colchones. Después toca decidir entre viscoelásticos, látex, muelles, espuma…. un sinfín de posibilidades.

 

Eligiendo mi nuevo colchón

En medio de toda esta “follón” del que uno no sabe bien como salir, empiezan a destacar opciones que hacen ver la luz al final del túnel. A mi me sirvió de mucho leer y leer opiniones de aquellos que habían pasado por la misma situación poco antes, por lo que me dedique a empaparme de sus experiencias.

Empecé leyendo opiniones del colchón Emma, un vicoelástico que es todo un superventas en Europa. Todos sus usuarios recientes destacaban la comodidad de este colchón y la magnífica relación calidad-precio que tiene. El hecho de que pudiese probarlo durante tres meses sin compromiso también me pareció interesante.

Después estuve buscando y leyendo con atención opiniones de otros, como Elite Viscografeno, un colchón ¡con partículas de grafeno! (wtf), pero algunas personas se quejaban de su dureza. Manejé también algunas opciones dentro de los fabricados en látex, pero mi presupuesto no alcanzaba a los que mejores opiniones tenían. Los de muelles me parecieron atrasados en el tiempo, a pesar de que su tecnología haya progresado y sigan siendo muy utilizados.

Después de mucho buscar y buscar, preguntar, leer… y marearme, decidí cortar por lo sano y quedarme con Emma. Ahora mismo estoy en la primera semana de uso y, de momento todo va excelente. Ya os contaré que tal más adelante.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad