Postgrado en Salamanca
Diario de un Master. Por Fernando García
 
header 1

Así son los combustibles del futuro

combustibles del futuro

 

Si algo nos preocupa a todos los seres humanos es que, cada día, son más preocupantes las cifras de muertes por causa de la contaminación atmosférica alrededor del mundo. No cabe duda de que uno de los principales motivos de la misma es el uso de los combustibles actuales.

A partir de esta preocupación, muchas empresas a nivel mundial se esfuerzan, cada vez más, en trabajar por desarrollar nuevos tipos de combustibles que no sean dañinos para el planeta.

Sin embargo, en la actualidad, existen otros tipos de combustibles sanos para el medio ambiente. Principalmente hablo de la electricidad. Esto nos da una idea de como serán los combustibles en el futuro. Basados en energía eléctrica.

Es una realidad que aun no se ven vehículos eléctricos o que utilicen otro tipo de combustible más eco sostenible (como también el gas) en la misma proporción que los tradicionales. Investigando un poco, he podido determinar que la principal razón son los costes.

La tecnología requerida para hacer que un vehículo funcione con electricidad, en lugar del combustible común, necesita de una inversión tecnológica muy grande. Esto hace que los costes asociados a la fabricación de los vehículos se eleven mucho, siendo inaccesibles para muchos conductores.

Aunque estos avances tecnológicos en cuanto al combustible son muy recientes, se espera que con el paso del tiempo y el avance de la tecnología, los costes se reduzcan y el uso de este tipo de vehículos se haga más habitual.

 

Tipos de combustibles para el futuro

No es un secreto que los combustibles actuales, cada día están perjudicando más la salud de nuestro planeta. Y es por esta razón que muchas empresas están trabajando en la implementación de otras materias primas para fabricar diferentes tipos de combustibles para el futuro.

Entre las primeras opciones saludables de materia prima para la elaboración de combustibles biodegradables, se encuentran las algas marinas y la madera. Gracias a la producción natural de aceite de estos elementos, se puede procesar a partir de ellos un tipo de combustible que aun está bajo experimentación.

También está la opción de la conducción a gas. Muchos países del mundo tienen ya implementada esta posibilidad y apoyan su uso con subvenciones a este tipo de vehículos. Además, se están implementando nuevos puntos de recarga en las gasolineras, facilitando con ello el repostaje de este carburante.

La electricidad, el gas natural, el hidrógeno y los materiales biodegradables serán la base de los combustibles dentro de 15 o 20 años.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad