Guillermo Sánchez León
Incluye artículos de divulgación científica, material para la enseñanza, y publicaciones del autor
 

EUREKA Copenhague, Bohr y Heisenberg. Teatro y Física Nuclear.

El sábado 5 de Octubre, tuve la oportunidad de asistir, en el teatro Liceo de Salamanca, a la obra teatral Copenhague,de  Michael Frayn, magníficamente interpretada por Emilio Gutiérrez Caba, Carlos Hipólito y Malena Gutiérrez. La obra se centra en un encuentro que realmente ocurrió entre Niels Bohr y Werner Heisenberg, dos grandes de la física de la primera mitad del siglo XX. Sabía sobre ella por un libro que leí hace años (Los desafíos de la Ciencia. F.J. Indurain. Drakontos. 2003). Al acabar escuché comentarios elogioso aunque, predominaba la opinión de que era una “obra dura”, en el sentido de que era difícil se seguir por las referencias científicas que tenía. Para mi el tema era bastante conocido y fascinante: la carrera por construir una bomba atómica. Creí conveniente tratarlo en mi programa de radio EUREKA. Así lo he hecho con la colaboración de mi colega Carlos Tejero. El podcast está disponible AQUÍ (http://radio.usal.es/programa/eureka/)

En agosto de 1939 Einstein-Szilárd escriben al presidente de EE UU Franklin D. Roosevelt una carta en  la que le advertían de la posibilidad de construir  «bombas de una nueva clase extremadamente poderosas» y del riesgo de que los alemanes llegasen a disponer de un artefacto de este tipo. El 28 de junio de 1941 Roosevelt firmó la Orden Ejecutiva 8807, de la que surge el ultrasecreto proyecto Manhatan. A principio de 1942 a una pléyade de físicos geniales se trasladan a Los Álamos, un lugar en medio de ninguna parte en Nuevo Mejico, EE UU. Su objetivo: ser los primeros en construir una bomba atómica.

Se sospecha que los alemanes persiguen el mismo objetivo mediante el Club del Uranio - Uranverein- detrás del cual se cree está  Werner Heisenberg, un genio de la física, famoso por enunciar el Principio de incertidumbre [Heisenberg  se haría famoso, muchos años después, pues es el seudónimo  del protagonista de la estupenda serie Breacking Bag].

Es septiembre de 1941, los alemanes han ocupado parte de Europa, entre ellos Dinamarca. Heisenberg va a la ocupada Copenhague, con el pretexto de asistir a un encuentro de Astrofísica. Realmente lo que desea es visitar a su antiguo amigo y mentor Niels Bohr. Están en bandos contrarios y los dos desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de los programas secretos que mantenían ambos bandos para conseguir una bomba atómica. Los proyectos de cada bando para construir una bomba nuclear son completamente secretos para el otro bando. Heisenberg va a casa de Bohr, lo que hablaron en ese encuentro es desconocido. La obra Copenhague el dramaturgo británico Michael Frayn especula con fundamento sobre lo que pudo suceder en ese encuentro y de paso da una lección de física e historia.

En abril de 1945 ya Alemania ha caído. Los británicos y estadounidenses capturan a los miembros del club del Uranio Alemán, con Heisenberg a la cabeza y los recluyen la granja inglesa de Farm-Hill, que previamente han infectado de micrófonos. Pretenden grabar en secreto lo que hablaban entre ellos para averiguar hasta dónde habían llegado en sus proyectos nucleares.

Mientras están recluidos, en agosto de 1945, escuchan en la BBC que dos bombas atómicas han sido arrojadas sobre Japón. Heisenberg que quiere demostrar que él sabía cómo construirlas, pero no lo había hecho para no colaborar con los nazis, hace un cálculo de la masa crítica y llega a un valor completamente erróneo. Los aliados se dan cuenta de que los alemanes estaban muy lejos de haber conseguido fabricar una bomba atómica.

La obra Copenhague de Michael Frayn deja en buen lugar a Heisenberg, o al menos da crédito a la posibilidad de que Heisenberg internamente no quiso colaborar con los nazis. Pero la opinión de Bohr era bien distinta. En febrero de 2002, con los dos protagonismos muertos hacia años, el Archivo Niels Bohr difundió once documentos. Entre esos documentos figuran cartas que Bohr y Heisenberg se intercambiaron posteriormente al encuentro, algunas nunca enviadas. En ellas Niels Bohr pone en evidencia que realmente Heisenberg había estado muy comprometido con la búsqueda de una bomba atómica. Si no lo consiguió fue a su pesar, pero Heisenberg no estaba ya vivo para defenderse. Así opina en El Cultural   J.M. Sánchez Ron, prestigioso historiador científico y físico (del que fui alumno).

El mismo tema es tratado, para mi de una forma mas brillante aún, en la novela ”En busca de Klingsor” (Seix Barral, 1999) de Jorge Volpi.

guillermo

Una respuesta para EUREKA Copenhague, Bohr y Heisenberg. Teatro y Física Nuclear.

  1. Mari Carmen López González 2019/10/12 en 12:02 pm #

    Enhorabuena por todos sus programas y especialmente por éste, al hacernos comprender mejor, con su excelente didáctica y dialéctica, la complejidad e importancia histórica de lo que se aborda en la maravillosa obra teatral Copenhague.
    Muchas gracias.

Deja un comentario


*

Política de privacidad