Guillermo Sánchez León
Incluye artículos de divulgación científica, material para la enseñanza, y publicaciones del autor
 

Noticias falsas, vídeo juegos y realidad virtual

La “realidad” – nuestra visión de la realidad- es cada vez mas tenue y seguirá diluyéndose.  El dicho de “ver para creer” está dejando de ser válido; véase por ejemplo el siguiente enlace:

donde se muestra un vídeo, que se va generando en tiempo real,  en el que se le hace decir al ex presidente  Obama (virtual) cualquier cosa.

La generación de vídeos con imágenes virtuales tiene tal grado de evolución que televisiones, como la japonesa o la china, empiezan a utilizar presentadores virtuales:

Los riesgo que implican su uso para crear  falsas “realidades” paralelas se tratan en el  Investigación y Ciencia (diciembre 2018) donde se alerta sobre la posibilidad de que la sociedad deje de confiar en ninguna fuente de información y los hechos acaben siendo sustituidos por creencias.

Estamos asistiendo a la resurrección de grandes artistas muertos que pueden dar conciertos como el Tour de María Callas (en proyección holográfica):

Los vídeos juegos son dada vez mas realistas. En algunos de ellos se requiere prestar mucha atención a las imágenes, que se van generando en tiempo real, para descubrir que no son reales.

Muchas de estas tecnologías hacen uso de lo que de forma genérica se llama inteligencia artificial que utilizan redes neuronales. El desarrollo es espectacular en lo que se conoce como Machine Learning y Deep Learning. Un ejemplo de su aplicación es  Alpha Go y Alpha Zero,  programas de ordenador (go y ajedrez) capaces de vencer a cualquier humano ; lo mas sorprendente es  que han aprendido jugando contra si mismo solo conociendo las reglas del juego.

El potencial que ofrece estos desarrollos es asombroso. Su uso positivo o negativo dependerá los fines para los que se utilicen. Una de sus peores aplicaciones es el empleo como herramientas de propaganda por grupos y estados, si eliminamos nuestro espíritu crítico el campo está abonados a la manipulación de la información a niveles nunca vistos. Por el contrario su aplicaciones positivas son inmensas. Por ejemplo: en Medicina ya hay programas de diagnóstico automático que compiten con los mejores especialistas; la conducción automática esta próxima; la identificación de la función de los genes está empezando a realizarse de forma automática.

La convergencia de todas tecnologías ¿adonde nos llevará? En mi cuento Los Incrédulos  especulo sobre uno de los infinitos futuros posibles.

 

 

 

 

 

guillermo
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad