Guillermo Sánchez León
Incluye artículos de divulgación científica, material para la enseñanza, y publicaciones del autor
 

EUREKA Siega verde, una joya del arte rupestre en la provincia de Salamanca

A unos 15 km de Ciudad Rodrigo, aguas abajo del Río Águeda, se encuentra Siega Verde en torno al puente y viejo molino del mismo nombre. Es un lugar elegido por los homo sapiens de la Prehistoria probablemente por tratarse de una zona de paso y un privilegiado punto de observación del paso de los animales que acudirían a este abrevadero permanente

Este conjunto paleolítico de Siega Verde, representa a juicio de la Unesco el conjunto más excepcional al aire libre del arte paleolítico en la península ibérica. Es incorporada por la UNESCO desde el 1 de enero de 2010 a la ya reconocida como Patrimonio Mundial, del Valle del Côa en Portugal. Ambos ilustran de forma extraordinaria los temas iconográficos y de organización del Paleolítico superior, mostrando las relaciones sociales, económicas y espirituales de nuestros primeros ancestros.
Fue descubierto en 1988 por D. Manuel Santonja, gracias a unas prospecciones arqueológicas que se estaban realizando en la zona. El conjunto de representaciones rupestres que conforman este yacimiento ha llegado íntegro hasta nosotros gracias a su tardío conocimiento y difícil visibilidad.
Para hablarnos de ello hemos entrevistado (para escucharla pulsar AQUI) a Olivia Rivero Vilá  profesora del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de nuestra Universidad.

Visitar Siega Verde

Una visita a Siega Verde merece la pena. El horario puede encontrarse http://www.siegaverde.es. De allí hemos obtenido la siguiente información:
En el yacimiento se encuentran catalogados hasta 94 paneles con más de 600 representaciones de animales y algunos signos esquemáticos. Predominan sobre todo los cérvidos, bóvidos y caballos, aunque las imágenes de especies hoy extinguidas y propias de climas glaciares, como los renos, bisontes o rinocerontes lanudos, nos indican su pertenencia a una época muy lejana, en la que alternaron momentos más templados con otros muy fríos. Las similitudes de estas representaciones con las de la estación de Foz Côa y con algunos rasgos de las existentes en las cuevas de la cornisa Cantábrica, han permitido a los especialistas asegurar que los grabados de Siega Verde fueron realizados por los hombres del Paleolítico Superior.
Los grabados de Siega Verde se llevaron a cabo dibujando sobre las rocas de esquisto las siluetas de los animales, siempre de perfil, añadiendo algunos trazos para reflejar los detalles anatómicos: crines, hocicos, musculatura, marcas en el pelaje, etc.
Se utilizaron, principalmente, dos técnicas para la realización de las imágenes, el piqueteado, que delimita a base de puntos el contorno de la figura, y la incisión o dibujo a través de una fina línea grabada, sistema preferido para las figuras de menor tamaño. Además, se utiliza en ocasiones, combinada con las técnicas anteriores, la abrasión o raspado, que da lugar a surcos más anchos o profundos.
Las composiciones de los paneles tienen un significado complejo que se nos escapa. Solitarias o formando escenas, dinámicas o en posiciones estáticas, estas representaciones de la fauna que pobló la Meseta durante la última glaciación nos hablan del mundo simbólico de los hombres paleolíticos.

El debate sobre el arte prehistórico Neandertal

Tratamos con nuestra entrevistada de la reciente publicación (que ya comentamos en el último pasado) en  Science (23 FEBRUARY 2018 VOL 359, ISSUE 6378) wl artículo “U/Th dating of carbonate crusts revelas Neandertal origin of Iberian cave art” (La datación por Uranio/Torio de formaciones de calcita revela el origen neandertal del arte rupestre de la Península Ibérica) que recoge los novedosos resultados desarrollados por un equipo multidisciplinar internacional que integra 14 investigadores de España (Universidad Isabel I, de Barcelona, de Alcalá de Henares y de Cádiz, ICREA, Centro de la cueva de Ardales y Junta de Extremadura), Alemania (Instituto Max Planck, Museo de Neanderthal y Universidad de Colonia), Inglaterra (Universidad de Southampton y Durham), Portugal (Universidad de Lisboa) y Francia (CNRS).

Se han datado por el método de las series del Uranio pequeñas formaciones de calcita situadas por encima y/o por debajo de figuras pintadas en las cuevas de Ardales (Málaga), Maltravieso (Cáceres) y La Pasiega (Cantabria). Los resultados obtenidos permiten afirmar que motivos rojos lineales, figuras de manos y concentraciones de color alargadas o pseudo-elipsoidales constituyen las primeras evidencias artísticas realizadas hace al menos 64.800 años. Al menos esto es lo que publican sus autores. Para ellos han utilizado un método de datación el U/Th.

Los investigadores han obtenido muestras de las costras de calcita que se encuentran en contacto directo con las representaciones rupestres de tamaño de miligramo de depósitos de calcita existente por debajo y por encima de pinturas, obteniéndose una fecha post quem y ante quem para los motivos relacionados con las calcitas. Segun publican se han obtenido 54 dataciones que han dado los siguientes resultados

Cueva de Ardales (Málaga)
• Concentración de color rojo sobre cortina estalagmítica. Edad máxima: 48.700 años. Edad mínima: 45.300 años.
• Concentración de color rojo sobre cortina estalagmítica. Edad máxima: 45.500 años. Edad mínima: 38.600 años.
• Concentración de color rojo sobre cortina estalagmítica. Edad máxima: 63.700 años. Edad mínima: 32.100 años.
• Concentración de color rojo sobre cortina estalagmítica. Edad mínima: 65.500 años.
• Concentración de color rojo sobre cortina estalagmítica. Edad mínima: 45.900 años.

Cueva de La Pasiega (Cantabria)
• Signo linear escaleriforme rojo de gran tamaño de la Galería C. Edad mínima: 64.800 años.

Cueva de Maltravieso (Cáceres)
• Mano negativa en rojo del sector GS3B. Edad mínima: 66.700 años.

Muchos autores consideran insuficiente la datación realizada pues el método del U/Th requiere asumir una serie de condiciones sobre la formación del deposito del que se obtiene las muestras que pueden no corresponder a la realidad. Se requieran dataciones por métodos complementarios para dar por finalizado el debate sobre la antigüedad de las pinturas.

De confirmarse los datos las implicaciones son enormes:

El reconocimiento de las primeras capacidades simbólicas y artísticas de grupos humanos venían siendo atribuidas a las primeras poblaciones de humanos modernos (homo sapiens) que llegaron a Europa (hace 30 ooo años). Tradicionalmente se han utilizado métodos indirectos, basados en la comparación de las figuras representadas sobre objetos hallados en el yacimiento arqueológico –y por tanto con una edad aproximada conocida– con representaciones pintadas o grabadas en las paredes de las cuevas.

• Estariamos ante el arte rupestre paleolítico más antiguo de Europa y del mundo que se retrotearia a hace al menos 65.000 años. Las dataciones obtenidas muestran que un signo lineal (escaliforme) rojo de la cueva La Pasiega fue realizado hace al menos 64.800 años, que una mano negativa roja de la cueva de Maltravieso se trazó hace al menos 66.700 años y que una formación de espeleolemas de la cueva de Ardales fue decorada con concentraciones de color rojo alargadas o pseudo-elipsoidales hace al menos 65.500 años. Se trata de fechas al menos en 20.000 años a la llegada de los grupos humanos modernos a Europa.

 

Los fabulosos Leakey

En el mundo de la paleontología humana hay un clan excepcional: Los Leakey. La saga la inician el matrimonio Louis Leakey (1903-1972) y Mary Leakey (1913-1996), de soltera Mary Douglas Nicol .
Mary y Louis Leakey investigaron entre 1935 y 1959 la Garganta de Olduvai en las planicies del Serengueti del norte de Tanzania realizando números descubrimientos paleontológicos, el más importante quizás es el que hicieron 1959, un cráneo de Australopithecus boisei de 1.75 millones de años de antigüedad. En 1965 la pareja descubrió el cráneo de un Homo erectus, datado en un millón de años. Tras la muerte de su esposo Mary continuó trabajando realizando descubrimientos excepcionales. El más conocido quizás sea las huellas de Laetoli sobre ceniza volcánica de hace 3.6 millones de años atrás.
Richard Leakey, su hijo, había heredado la pasión de sus padres. En 1984, Kamoya Kimeu, un integrante del equipo de Leakey, encontró, cerca del Lago Turkana, el esqueleto completo de un niño de 12 años o menos, con antigüedad de por lo menos 1,5 millones de años, clasificado como Homo erectus u Homo ergaster. Su esposa Meave Leakey y su hija Louise Leakey continúan aún sus investigaciones al norte de Kenia. Los Leaky son a la paleoantropologia lo que los Wallendas son al circo.

 

En memoria de Maryam Mirzakhani la genial matemática iraní

Con motivo de la celebración del día de la mujer trabajadora se han difundido varias listas sobre mujeres científicas relevantes, pero en ninguna de ellas hemos visto que aparezca la que probablemente ha sido un de las matemáticas mas geniales que han existido. Nos referimos a Maryam Mirzakhani fallecida en julio de 2017 de un cáncer de mama cuando tenía solo 40 años, Además de triunfar en una profesión donde hasta hace poco los hombres eran la gran mayoría su origen iraní parecía ser otro obstáculo en su contra. Había logrado la prestigiosa Medalla Fields, equiparado por muchos al Nobel, probablemente más difícil de obtener pues solo se da cada 4 años y además hay que tener 40 años o menos para recibirlo.

guillermo
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad