ExperimenTRADO
Portal de prácticas experimentales de Traducción y Documentación
 
Facultad6

Libros expoliados depositados en la Biblioteca de Arte y Arqueología de París

Traducción: MABEL RÍOS HERNÁNDEZ (2016)

(Poulain, Fléjou (2016): “Livres spoliés déposés à la Bibliothèque d’art et d’archéologie“. Bibliothèque de l’INHA)

 

Un recuerdo por descubrir

El próximo 8 de febrero el INHA (Instituto Nacional de Historia del Arte de Francia) honrará la memoria de Rose Valland, quien desempeñó un importante papel en la restitución de obras de arte expoliadas en Francia, principalmente a los judíos, durante la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, las incautaciones no concernían solamente a obras de arte, sino a todos los bienes de las personas detenidas, perseguidas y deportadas por las fuerzas nazis.

Los libros, los archivos, los documentos gráficos, las pequeñas estanterías en la vivienda familiar o  los frutos de una vida de trabajo fueron arrebatados a sus propietarios y, tras varias selecciones, fueron abandonados en lugares de almacenamiento o enviados a Alemania. Se incautaron entre 5 y 10 millones de libros en Francia.

Los libros expoliados y atribuidos a la Biblioteca de Arte y Arqueología de París

Tras la guerra, cerca de 2 millones de libros pudieron ser encontrados y devueltos. Pero muchos no fueron reclamados o no llevaban ningún signo que permitiera identificar a su propietario. Entre 1950 y 1953, fueron atribuidos por la Comisión de Elección de la Recuperación Artística siendo depositados en las bibliotecas públicas. Por su parte, la Biblioteca de Arte y de Arqueología de París, la predecesora de la biblioteca del INHA, se vio enriquecida con numerosos libros, que se integraron en las colecciones en los años 60.

Las listas de la Comisión, que se conservan en los Archivos Nacionales franceses (AN F17/17993 y AN F17/17994 [en francés]), cuentan con alrededor de un millar de volúmenes. A día de hoy, hay un total de 300 documentos que se encontraron en la biblioteca y el trabajo de identificación y de descripción continúa. Cada libro, que se identifica a partir de las listas de la Comisión y de los registros de inventario de la biblioteca, se examina y se adjunta la siguiente nota al catálogo: «Depósito en la Biblioteca de Arte y Arqueología de la [N]e Comisión de Elección de la Recuperación Artística».

La mayoría de estos documentos son obras publicadas entre los años 1890 y 1930, cuyas temáticas versan sobre todos los ámbitos de la historia del arte. Como máximo, hallamos entre ellos la presencia de numerosos catálogos de museos y colecciones, tanto franceses como extranjeros. Algunos «coffee table books» con abundantes ilustraciones, completan este conjunto. En su inmensa mayoría, estos libros no contienen una nota o una mención específica que permita saber más acerca de su procedencia.

 

 

Homenaje de los artistas a Picquart (Hommage des artistes à Picquart)

Entre los documentos expoliados depositados en la Biblioteca de Arte y Arqueología de París por la Comisión de Elección, se encuentran algunos tesoros. De esta forma, el ejemplar 200 (de los 300 existentes) de Hommage des artistes à Picquart [en francés], publicado en 1899 por la Societé libre d’édition des Gens de Lettres (Sociedad Libre de Edición para Humanistas), constituye un testimonio interesante acerca del compromiso de varios artistas en favor de la revisión de la condena, en 1894, del capitán Dreyfus a la degradación y a los trabajos forzados perpetuos por traición.

Este álbum está formado por doce litografías, realizadas y donadas por doce artistas (pintores, diseñadores, caricaturistas) en apoyo al lugarteniente-coronel Georfes Picquart, que fue encarcelado del 13 de julio de 1898 al 9 de junio de 1899, tras haber sido  expulsado del ejército por plantear sus dudas acerca de la culpabilidad de Dreyfus. Había descubierto que el verdadero autor de la famosa «nota en la prensa» que probaba la traición de este último fue en realidad obra del comandante Esterhazy. Como lo recuerda Octave Mirbeau (1848-1917) en su prefacio lleno de energía: “El coronel Picquart pudo elegir entre la carrera más brillante que se pudiera abrir ante un oficial y el calabozo. Solo se le pidió que se callase. Él prefirió hablar y, de esta manera, eligió el calabozo”. Estas litografías están firmadas por Pierre-Émile Cornillier, Lucien Perroudon, Louis Anquetin, Adolphe Gumery, Hermann-Paul, Maximilien Luce, George Manzana Pissarro (hijo del pintor impresionista), Hippolyte Petitjean, Louis Rault, Théo van Rysselberghe, Joaquim Sunyer, Félix Vallotton.

litografia

Louis Rault, Émile Zola y los manifestantes, litografía, en Paul Brenet y Félix Thureau (dir.), Hommage des artistes à Picquart, París, Sociedad Libre de Edición para Humanistas, 1899, Biblioteca del INHA, Fol K 35. Cliché INHA

Esta selección de láminas, que fue publicada por Paul Brenet y Félix Thureau, está seguida de una lista de cientos de firmantes de la primera petición aparecida en el periódico L’Aurore en favor del «heroico artista de la revisión», algunos días antes de que Émile Zola publicase su célebre «J’accuse» (Yo acuso), que le costará la pena de prisión y el exilio. Entre estos litógrafos, testigos de un combate que divide profundamente a la sociedad francesa, se apreciará por ejemplo, la fortaleza de los contrastes de negro y blanco de Félix Vallotton en «Il est innocent» (Él es inocente), que muestra a Picquart levantándose de un sobresalto, convencido de la inocencia de Dreyfus, o el degradado de grises y blancos de Louis Rault, que pone en escena a Zola y a los manifestantes que llevan antorchas que irradian con su luz la inocencia de Dreyfus. Podríamos detenernos también en el de Hermann-Paul, ilustrando el poder contra la inocencia mediante un retrato de Felix Faure, entonces presidente de la República francesa, silenciando con su mano a un pequeño Picquart para así impedirle hablar.

Las bibliotecas francesas conservan otros 14 ejemplares de esta recopilación, que merecen una restauración, entre las 7 de la BnF (Biblioteca nacional de Francia).

vallotton

Félix Vallotton, “Il est innocent”, litografía, en Paul Brenet et Félix Thureau (dir.), Hommage des artistes à Picquart, Paris, Sociedad Libre de Edición para Humanistas, 1899, Biblioteca del  INHA, Fol K 35. Cliché INHA

 

 

Algunos libros antiguos, raros y valiosos

Varios libros atribuidos a la Biblioteca de Arte y Arqueología de París por la Comisión de Elección son particularmente antiguos, raros o valiosos y, como tales, han pasado a formar parte de las colecciones patrimoniales del establecimiento.

Entre los libros de estampas antiguas, citemos por ejemplo un recopilatorio de 528 grabados de Jacques Callot y Stefano Della Bella, cuatro bellos volúmenes de Pietro Bartoli que representan antigüedades romanas (publicados entre 1690 y 1751), o incluso un variado recopilatorio de 46 estampas de adornos de forja por Jean-François Forty (cerca de 1775). Debe tenerse también en cuenta, el depósito de un libro de celebraciones prestigiosas, Courses de testes et de bague, que ilustra el gran carrusel organizado en París por Luis XIV en 1662. El ejemplar de la biblioteca está encuadernado en color guadamecí rojo con las armas reales.

perrault

Charles Perrault, Israël Silvestre, François Chauveau, Courses de têtes et de bague, faittes par le Roy et par les princes et seigneurs de sa cour, en el año 1662, Paris, de la imprenta real, 1670, Biblioteca del INHA, Fol Est 124. Cliché INHA

Algunas obras ilustradas de los siglos XIX y XX también fueron atribuidas a la BAA: por ejemplo, un recopilatorio de aguafuertes de Félix Buhot ilustrando les Lettres de mon moulin de Alphonse Daudet, las impactantes litografías Twelve Portraits de William Nicholson (1889), 25 images de la passion d’un homme, un sorprendente relato gráfico del belga Frans Masereel (1918) e incluso los Poèmes de Georges Rouault ilustrados con litografías de Jules Joëts (1929).

En conclusión, dos documentos manuscritos han enriquecido las colecciones de la biblioteca: se trata de recopilaciones de dibujos, de dimensiones Ms 423 y Ms 424. Uno data del siglo XIX, y contiene diseños que sirvieron para la ilustración de Directoire de Roger de Parnes, publicados por Ed. Rouveyre en 1880. El otro es una sucesión de dibujos de Léo Lelée que sirvió para ilustrar La loiange du cyprès, publicado en 1928.

Referencias bibliográficas

  • Martine Poulain, Livres pillés, lectures surveillés. Les bibliothèques françaises sous l’Occupation, Paris, Gallimard Folio, 2012.
  • Martine Poulain, « De mémoire de livres. Des livres spoliés durant la Seconde Guerre mondiale déposés dans les bibliothèques : une histoire à connaître et à honorer », Bulletin des bibliothèques de France, n° 4, 2015, p. 176-190.
  • Bertrand Tillier, Les Artistes et l’affaire Dreyfus, 1898-1908, Champ Vallon, 2009.

 

Política de privacidad