ExperimenTRADO
Portal de prácticas experimentales de Traducción y Documentación
 
Facultad6

Trueque de prensa en la Biblioteca de Toulouse

Traducción: Francisca Sánchez Moreno (2015) - Gestora del equipo de traducción: Paula Ortega Mediavilla.

(SILVAE, 2015: “Troc de presse à la bibliothèque de Toulouse”. Bibliobsession.)

Iniciativa “No tire sus revistas, intercámbielas”

Me ha seducido esta iniciativa que hace de la biblioteca un espacio para compartir… documentos. Aquí la biblioteca ya no es más la que compra para el público, sino la que permite poner en común documentos compartidos por los usuarios. Sabemos mucho sobre el bookcrossing, pero quizás menos sobre la iniciativa Troc de Presse (trueque de prensa).

El principio es simple: los usuarios deben depositar revistas que hayan comprado, y aquellos que lo deseen  pueden cogerlas o depositar otras. La Fonderie, una agencia digital de la región de Isla de Francia, y Julien Fuentes (Troc de Presse) han diseñado para tal fin un estante de prensa. Phenix ha sido el encargado de la promoción y gestión del estante, que cuesta 69 €.

Es ligero y está fabricado con cartón reciclado o materiales reciclables. Se ha puesto especial atención  en el diseño, para hacer de él un objeto atractivo, práctico, urbano, ecológico y móvil.

Imagen publicitaria del estante de prensa. “No tire sus revistas, intercámbielas”

La Biblioteca de Toulouse propone un estante de trueque de prensa en el marco de su trabajo en Biblioplage [en francés]. Charlotte Hénard, responsable del área de Actualidad, ha hecho hincapié en este dispositivo de mediación que se inscribe en un programa muy interesante, desde mi punto de vista, y que se ajusta perfectamente a los desafíos actuales. Este documento de apoyo realizado durante una jornada de la ABF (Asociación de Bibliotecarios de Francia) [en francés] os permitirá haceros una idea global sobre la iniciativa.

“El intercambio de prensa es una muy buena idea, y el estante de prensa es la encarnación con aires nuevos y ampliada de este trueque que existe desde siempre. El intercambio de revistas, que una vez leídas pierden su valor de compra, se practica mucho entre vecinos, miembros de una familia… Las multi-lecturas después de la compra se toman muy en cuenta en los estudios estadísticos. Según éstos, los franceses compran una media de 29,9 revistas por año, 190€/año (fuente SPM(Estadísticas Paramétricas Correspondientes) [en francés], 2010). Aunque el tema del desarrollo sostenible me interesa menos, es también un argumento a favor del estante.Éste se inscribe perfectamente en este movimiento de la «Economía Social y Solidaria» o, en cualquier caso, de consumo colaborativo emergente. Algo que también me interesa es que, al ofertarlo en la biblioteca, todos los usuarios pueden disfrutar de él, y no sólo los usuarios pioneros o los «BoBos»…”

¿Proponer el trueque en la biblioteca? Una evidencia en línea con las acciones iniciadas…Que no se trate simplemente de una propuesta (y menos de una prescripción), sino de adoptar las costumbres de los ciudadanos y favorecer los intercambios entre ellos.

Esto es lo que se pretende con las iniciativas en torno a los medios de comunicación en el área de Actualidad, de la cual soy responsable desde hace 3 años: supervisión activa de las novedades de prensa (Pinterest [en francés]), participación de los usuarios en la elección de títulos (les pedimos su opinión, y ellos sólo tienen que dar a me gusta o no me gusta allí mismo), talleres de creación de la información para radio o televisión (la información mediática es una construcción: qué mejor forma para comprenderla que haciéndola por sí mismo), debates horizontales todos los meses sobre temas de actualidad local en colaboración con una empresa digital, tableros de ajedrez, etc…Todo ello viene acompañado de  propuestas documentales muy diversas (prensa del corazón; “mooks”, que son publicaciones periódicas de estilo entre una revista y un libro, valorizadas y prestadas desde su publicación; televisión por cable  sin límites, etc…) y sin hablar del ya antiguo dispositivo de expositores Do it Yourself, donde los lectores deciden por anticipado lo que ponen en las mesas …

Esto para la mente.

Pero volvamos al estante…

¿Recepción y evaluación?

El estante de Bibliopage fue muy bien recibido por el público. Para este tipo de dispositivo se deben abandonar los modelos de evaluación tradicionales (medidores), aunque también hay que saber relajarse con este tema. En general hemos recibido felicitaciones y agradecimientos por parte del público, y también hemos constatado que las revistas se han ido intercambiando; todas las que depositó la biblioteca (duplicados, títulos recientes, nuevos resultados de nuestra búsqueda activa y compras por número) desaparecieron. Y muchas se volvieron a depositar y volvieron a llevárselas después. Cosas que vi pasar: diversos títulos de decoración, de informática, de electrónica, de gestión de empresas, números de Friture [en francés] (revista local alternativa y más bien  de ecología), números del mes y otros más antiguos. Tras  esta prueba concluyente, el estante se instalará en la mediateca del área de Actualidad y allí tendrá su vida/vivirá…

Estante de presa en uso

Política de privacidad