E-LECTRA
Grupo de Investigación sobre Lectura, Edición Digital, Transferencia y Evaluación de la Información Científica
 
Diapositiva 9

El grupo E-Lectra colabora, como asesor científico en el desarrollo del Proyecto NUBETECA: DONDE ESTÁ EL LECTOR

En el proyecto Nubeteca, liderado por la Diputación de Badajoz y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, colabora en su desarrollo, como socio tecnológico, la empresa Odilo que permite acceder a lectores y bibliotecarios desde un entorno único a los diferentes servicios. En cuanto al préstamo, donde se ha integrado el catálogo físico y digital con más de 345.000 títulos supone una clara mejora en la gestión y en la experiencia de los lectores. La aportación de Odilo a este proyecto se considera crucial, porque supone un compromiso para el desarrollo progresivo de aplicaciones y herramientas de naturaleza innovadora, como el módulo que se pondrá en marcha, de manera inmediata, para el desarrollo de los clubes de lectura en la nube, que a su vez la Fundación es capaz de enunciar con la base del contacto diario con los lectores. Gracias a los nuevos procesos que la empresa ha desarrollado permitirá integrar otros servicios que se desarrollan en otros entornos tecnológicos. Además, otras dos empresas españolas colaboran como proveedores de contenidos, 24symbols y Bubok, y el equipo de investigación E-Lectra de la Universidad de Salamanca que va a realizar la tarea de seguimiento del proyecto. De esta manera Nubeteca ejemplifica  la apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación en un aspecto tan crucial para una sociedad como es la lectura. Los máximos responsables de estas empresas Rodrigo Rodríguez (CEO de Odilo) José Antonio Cordón (director de E-Lectra), David Sánchez (socio fundador de 24symbols) y Sergio Mejías (director de Bubok) estarán presentes en la presentación del proyecto en Don Benito.

La institución pacense lleva más de dos décadas comprometida con la lectura en el medio rural, impulsando y dinamizando una red de bibliotecas y agencias de lectura presente en la práctica totalidad de los municipios de la provincia. Y desde hace once años promueve, junto a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, un proyecto de innovación para las bibliotecas públicas centrado en el lector. Alumbramos, ahora, una nueva iniciativa que, bajo el título de Nubeteca, donde está el lector, nos permite soñar con ese desafío que la institución provincial siempre ha perseguido, que no es otro que garantizar el acceso a la lectura a cualquier ciudadano, independientemente del lugar donde resida.

Vivimos momentos de cambio en muchos ámbitos, también en el de la lectura. La inserción de lo digital en la vida cotidiana ha significado un tiempo nuevo para una lectura nueva. Para un lector nuevo. Para una biblioteca nueva. Nubeteca pretende ser una respuesta y un modelo para unas bibliotecas públicas que viven la perplejidad de un cambio de época, para unos lectores que priorizan los contenidos sobre los soportes y que buscan afinidades y conversaciones —tanto físicas como en la red— con las que compartir vivencias y aprendizajes, y a los que el medio digital les ha de ofrecer todas las prestaciones posibles para una experiencia de lectura confortable, comprensiva y crítica.

Nubeteca se asienta en cinco conceptos básicos:

 

  1. Acceso. Las bibliotecas públicas deben ser el lugar esencial donde los ciudadanos pueden acercarse a la lectura, ya sea en papel o en digital, de manera legal y gratuita.
  2. Conversación. La lectura social será uno de los ejes claves de la misión de las bibliotecas aprovechando todas las facilidades que la tecnología nos proporciona.
  3. Cooperación. Entramos en un nuevo tiempo donde debe haber una colaboración real, de unas bibliotecas con otras, en el desarrollo de proyectos y servicios para el lector.
  4. Interacción. Se hace necesaria una interfaz que sea el lugar en el que se produzcan todos los tránsitos de los agentes que intervienen en la gestión de la lectura pública y donde el lector encuentre integrados todos los servicios.
  5. Innovación. Es el momento de formular hipótesis disruptivas que nos ayuden a buscar sentidos inexplorados a la función que la biblioteca desempeña en nuestra sociedad y los espacios donde desarrolla su actividad. El impulso de la cultura maker, el aprendizaje colaborativo, el fomento del conocimiento abierto, la formación conectada, la relación on/off, no son sino el nuevo escenario donde la biblioteca debe centrar su nueva misión: ser un espacio de creatividad, donde se fomenta la sorpresa, donde se proponen conversaciones, donde se activan los aprendizajes, en el que se construye ciudadanía.

Nubeteca arranca con una oferta digital de 11.585 títulos y algo más de 100.000 préstamos. Con una inversión inicial de 67.283 euros que irá creciendo cada año. Con la incorporación, por primera vez en España, de la modalidad de suscripción a 24symbols,  permitiendo a un lector el acceso a 10.000 títulos durante el tiempo de préstamo.

Pero no es este el único y principal servicio que la red de bibliotecas de Badajoz quiere prestar a sus lectores. A través de Nubeteca se impulsarán clubes de lectura en la nube, permitiendo la participación de lectores de diferentes bibliotecas, incorporando una metodología que centra en el disfrute y en la profundización el objetivo de su trabajo. Dos autores abrirán este nuevo camino: Carmen Posadas y Luis Landero.

Además Nubeteca plantea como reto, para las bibliotecas locales, activar el talento de sus lectores, ofreciéndoles un servicio de autopublicación de sus creaciones, a través de la plataforma Bubok,  y garantizando su incorporación al catálogo para difundirlo entre los más de 200.000 socios de la red de bibliotecas de Badajoz.

El desarrollo de la lectura digital en las bibliotecas públicas debe realizarse mediante una estrategia de acompañamiento de los bibliotecarios a los lectores para reducir las dificultades que todo dispositivo de lectura genera, que toda plataforma de préstamo provoca, o los derivados del acceso a lugares de conversación no presenciales. Incorporar al mayor número de lectores a estas nuevas prácticas debe ser un reto de las bibliotecas públicas, y para ello la formación ha de ser esencial.

Pero también se hace imprescindible para el despegue de la lectura digital ―especialmente en el medio rural― la colaboración entre las diferentes administraciones públicas y el compromiso de la industria editorial y tecnológica para favorecer el acceso a la mayor cantidad de títulos posibles y a dispositivos de lectura digital con unos costes bajos para el lector.

NUBETECA

http://www.biblogtecarios.es/mariamoreno/haciendo-nubeteca/

jcordon

, , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad