Edu Martín Rodríguez
Mi blog personal - Estudiante del MUPES
 

Mi visita a la potabilizadora de Salamanca

El pasado Miércoles 12 de Diciembre realizamos una visita a la Planta de Potabilización de agua de Salamanca.

La visita, guiada de forma brillante por un responsable de la planta, comenzó con una explicación teórica de todos los procesos físicos y químicos que tenían lugar en la planta. Al margen de las curiosas anécdotas que presentó (los egipcios ya potabilizaban agua, el índice hídrico de una Coca Cola, el agua que consumimos, etc.), lo que más me asombró y llamó mi atención fue la inmensa cantidad de medios que se requieren para producir agua potable en la planta, así como los numerosos procesos de control de la calidad que se exigen y también se realizan. En líneas generales, dicho proceso se puede resumir en los siguientes pasos:

  • El agua proviene desde una especie de embalse a 20 km de distancia y no desde el río Tormes, situado a escasos 20 metros.
  • El agua se filtra para eliminar las partículas más grandes sobrenadantes, añadiendo determinadas sustancias de Al(III) y Cl2, que eliminan los coloides que forman la turbidez del agua y forman agregados que acumulan contaminantes permiten la decantación de materia orgánica.
  • El agua se hace pasar por filtros de C de elevado precio para eliminar el cloro y otros compuestos orgánicos clorados. Estos filtros requieren un cuidado minucioso y un reemplazamiento prácticamente anual.
  • El agua se envía a torres de almacenamiento situadas en diversos puntos de la ciudad.

Más allá de la gran cantidad de conocimientos que aprendí sobre el tratamiento de agua, la visita me ayudó para concienciarme de la importancia de hacer un uso responsable del agua y  entender la necesidad de destinar medios y recursos económicos de manera urgente a este aspecto de importancia capital en nuestra sociedad actual, llena de nuevos contaminantes.

Imágenes

A continuación presento dos fotos muy curiosas que tomé en la visita. En el proceso de filtrado y decantación, que se realiza sobre aguas curiosamente no potabilizadas (parece que, como dijo el guia, “la mierda llama a la mierda”) observé un salvavidas. Y es que además de que el agua debe estar a temperaturas siberianas, la profundidad de los pozos es de 6 metros.

En esta parte, al agua se le añaden sulfato de aluminio y cloro, que oxidan la materia orgánica y hacen que se agreguen para dar lugar a un conjunto, complejado por el Al, que hace decantar a las partículas más pesadas.

Filtrado + salvavidas

Filtrado + salvavidas

Otra foto muy curiosa la encontré en la sala de mandos. En esta sala se pueden modular los caudales de entrada y de salida del agua en la planta. Desde este punto parten diferentes ramales que llevan agua hasta torres de almacenamiento de la ciudad.

Como podréis ver, la sala ya nos parece prehistórica pues en estos tiempos digitales y de nuevas tecnologías, parece que todo tiene que ser táctil y estar digitalizado al máximo. Sin embargo, los botones eran analógicos… !Y no creo que den muchos problemas!

Sala de mandos

Sala de mandos

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad