EDUCACIÓN COMPARADA Y POLÍTICAS EDUCATIVAS (ECPES)
Grupo de Investigación Reconocido de la Universidad de Salamanca
 
fonseca 2

SYK 6: Modernisation of higher education in Europe: access, retention and employability

Modernisation of Higher Education in Europe

La información de este pequeño escrito la podemos encontrar en el informe de Eurydice publicado el pasado año (2014): Modernisation of Higher Education in Europe. En tal informe, participan 36 sistemas educativos (todos los países miembros de la U.E excepto Luxemburgo y Países Bajos, además de Islandia, Liechtenstein, Montenegro, Noruega y Turquía).

El programa de Modernización desarrollado por la U.E apoya que la educación superior debe responder a las necesidades de una sociedad que cada vez es más compleja, y que se asienta en aspectos como economía y conocimiento. En un entorno social y económico en el que las habilidades y competencias adquiridas a través de la educación superior se están volviendo cada vez más importantes, es fundamental ampliar las oportunidades para un mayor acceso a la educación superior.

1) ¿Cuáles son los principales desafíos para el acceso y la ampliación de la participación?

La estrategia europea 2020 tiene como objetivo incrementar la participación en la educación superior. Por ello, para este año se pretende que al menos un 40% de la población mayor de 30-34 años estén en posesión de un título universitarios.

¿Qué estrategias se proponen para incrementar la participación en la educación superior? A grandes rasgos son las siguientes: establecer políticas claras, supervisar el impacto de estas políticas, proporcionar incentivos a las instituciones de educación superior que atraigan más y mejor, desarrollar rutas alternativas de entrada, utilizar datos para formular de estas políticas, reconocimiento del aprendizaje previo –para favorecer la entrada de aquellas personas que no dispongan de la educación secundaria superior- , desarrollar estudios a tiempo parcial para todas aquellas personas que pretendan compaginar sus estudios con el trabajo, y finalmente, desarrollar servicios de orientación a los futuros estudiantes.

El objetivo de estas políticas no es otro que el de flexibilizar el acceso. Además, estas, están en la mayoría de los casos enfocadas hacia lo que podemos denominar como colectivos vulnerables. Es decir, lo que se pretende es abrir la educación superior a toda la población.

2) ¿Cuáles son los principales desafíos para retención de los estudiantes?

La retención de los estudiantes es un claro indicador del rendimiento de los sistemas de educación superior. Desde la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), prácticamente uno de cada tres estudiantes no consigue finalizar por completo sus estudios superiores.

En este caso dos son las estrategias que se pretenden llevar a cabo para favorecer la retención. En primer lugar establecer políticas nacionales. Actualmente no se desarrolla ningún tipo de política explicita para favorecer lo retención, si no que se desarrollan son una serie de objetivos de carácter general. Y por otra parte, en segundo lugar, se apuesta por incentivar a aquellas instituciones de educación superior que hayan logrado un mejor rendimiento.

3) ¿Cuáles son los principales desafíos para la empleabilidad y la transición al mercado de trabajo?

Para finalizar analizaremos algo fundamental, y que se catalogó como objetivo prioritario en la estrategia europea 2020, la empleabilidad. Tomando como referencia el año 2012, se pretende que en el año 2020, la proporción de los ocupados (20-34 años) que hayan salido de la educación superior no más de tres años antes del año de tomado como referencia -2012- debe ser de al menos el 82%.

Respecto a las estrategias que en este caso se plantean, destacamos las siguientes: involucrar a los empleadores, aumentar la formación y periodo de prácticas, garantizar la orientación profesional de alta calidad, supervisar la inserción laboral de los graduados y finalmente, evaluar el desempeño.

En líneas generales, lo que se pretende es favorecer una mayor interrelación entre universidad y empresa. Al fin y al cabo, serán las empresas las que se acaben beneficiando de la formación que los alumnos reciben durante su estancia universitaria, por ello sería conveniente que tuvieran una cierta responsabilidad en los procesos formativos.

- Observaciones finales

Muchos países reconocen que hay varios retos por cumplir respecto al acceso de los grupos más desfavorecidos, pero pocos han llevado a cabo políticas explicitas para abordar tal problema.

Pese a las altas tasas de deserción en las aulas universitarias, pocos países han llevado a cabo medidas para paliar este problema.

La empleabilidad es una prioridad política, pero debe ser mejor explotada.

 

David Revesado Carballares

Política de privacidad