EDUCACIÓN COMPARADA Y POLÍTICAS EDUCATIVAS (ECPES)
Grupo de Investigación Reconocido de la Universidad de Salamanca
 
fonseca 2

SYK 4: Adult education and training in Europe

Adult Education and Training In Europe.

 

El documento que se presenta corresponde a uno de los últimos Informes EURYDICE (Red Europea de Información sobre Educación). Fue publicado en Febrero de 2015 y tiene una extensión de 164 páginas. Por el momento únicamente está disponible en inglés y puede ser descargado en: http://eacea.ec.europa.eu/education/eurydice/documents/thematic_reports/179EN.pdf

 

Antecedentes y Justificación.

La necesidad de disponer de un mapa europeo con las estrategias políticas llevadas a cabo para conseguir que la educación y formación de adultos se adapte a las necesidades del mercado (Agenda Europea ET 2020: Permitir a todos los adultos desarrollar y mejorar sus habilidades y competencias a lo largo de la vida) es el fin prioritario bajo el que se justifica el presente Informe que tiene dos claros antecedentes. El publicado en 2007, “la educación no profesional de adultos en Europa” y el de 2011 “la educación formal de adultos en Europa”, constituyen, junto al actual, un tridente de referencia en materia de educación permanente de adultos de obligada consulta para cualquier comparatista interesado en la temática.

Hipótesis de partida.

Son muchas las preguntas que el documento intenta responder y que se plantea en forma de interrogantes. Primeramente, cuestiona el compromiso de las autoridades con la forma en la que facilitar el acceso de los adultos a esta formación postescolar, para posteriormente anticipar que existen diferentes vías y que todas ellas usan de medios diversos que no solo apoyan la entrada sino que facilitan el retorno del alumnado. Aquí el interés investigador está en comprobar si esto en cierto, en qué medida existen en los países miembros apoyos, como la orientación y divulgación, y cómo se financia este tipo de formación.

Organización interna del Informe.

Reconoce varios capítulos a través de los cuáles va desenredando la madeja prevista con sus hipótesis. Son 2 los apartados que distingue destinando el primero a conocer exactamente cuáles son los indicadores que, de manera común, se utilizan en los estados participantes, distinguiendo que lo más interesante es a quiénes se dirige esta formación y en qué consiste. El segundo apuesta por el análisis de las políticas nacionales, analizando los compromisos actuales y previendo los futuros (con vistas esencialmente al 2020). A continuación se estudian los diferentes tipos de programas existentes en cada nación para, en un cuarto capítulo recurrir a las vías de flexibilidad y progresión que definen cada uno de ellos. Llegamos así al penúltimo capítulo en el que se analizan cuantitativa y cualitativamente las actividades de difusión y orientación utilizadas para la expansión social de las acciones. El Informe concluye con un sexto epígrafe destinado al apoyo financiero específico centrado en la co-financiación.

Conclusiones.

Tras su detenida lectura y posterior desarrollo del workshop las conclusiones más destacadas a las que hemos llegado son las que presentamos a continuación.

            La primera es la que hace referencia a que existe una clara relación entre el desarrollo de políticas globales de educación de adultos y unos mejores resultados en el PIAAC, es decir, en aquellos países donde se ha seguido una estrategia nacional conjunta, planificada y diversificada, los beneficios de los alumnos adultos han sido superiores que en aquellos en los que existen pocas iniciativas o tienen una trayectoria aún novel. Al hilo de esto, se puede concluir que la variedad de programas es inmensa siendo en aquellos estados en los que se opta por una especialización dirigida, en exclusiva, al adulto (países del norte) donde mejores consecuencias se perciben. Ello nos hace comprender que la especialización en Educación de Adultos es garante para una formación de calidad. Estos coinciden con ser los que usa la flexibilidad en el acceso y enseñanzas (atendiendo a criterios de modulización, créditos y validación de la experiencia) como parte de su propio proceso (acceso y curso) y en los que la idea de orientación “cara a cara” y, a poder ser, de “ventanilla única” reporta resultados competenciales beneficiosos. La toma de decisión guiada, orientada y profesional es, por tanto, vital para que el proceso formativo se complete de manera satisfactoria. Finalmente, considerar fuentes de financiación diversas, no solo a nivel público sino también privado, es imprescindible para que todas las necesidades educativas de la población (formal, no formal, laboral…) se vean cubiertas.

 

Eva García Redondo