Departamento de Traducción e Interpretación Universidad de Salamanca
 
Diapositiva 3

Estudios de Grado

Nadie duda de que la información y el conocimiento son los motores principales de nuestra sociedad. Las instituciones, tanto públicas como privadas, saben que una buena gestión de los mismos favorece la competitividad. En un mundo globalizado como el que nos rodea, la necesidad de la traducción y la interpretación es hoy tan evidente para el ciudadano como la luz eléctrica o el agua corriente. La diplomacia, las instituciones internacionales, la empresa privada, los sistemas y equipos electrónicos, la administración de justicia, la propia Universidad, no pueden hoy en día ejercer sus tareas sin el continuo recurso a los traductores y los intérpretes.

Los flujos migratorios han hecho aflorar nuevas modalidades de traducción e interpretación, relacionadas con su tarea en los servicios públicos que atienden a los inmigrantes. Internet y las nuevas tecnologías han mundializado el conocimiento y la necesidad de intercambio del mismo. Por si esto no fuera suficiente, en nuestro contexto nuestra profesión es aún más relevante si tenemos en cuenta que la Unión Europea está considerada “primera potencia traductora” del mundo. Las instituciones comunes de la Unión reúnen en su seno los equipos de traductores e intérpretes más numerosos y mejor organizados del planeta, y con más lenguas de intercambio. Si la traducción y la interpretación son ya de por sí fundamentales en la sociedad moderna, en nuestro contexto europeo son una de las vértebras de su columna vertebral.

Hace quince años, la Universidad de Salamanca fue pionera al implantar la licenciatura en Traducción e Interpretación. Ahora, con la apuesta por el nuevo Grado en Traducción e Interpretación volvemos a situarnos en la vanguardia de la educación universitaria, ofreciendo un título renovado en contenidos y adaptado al proceso europeo de armonización que comenzó con la Declaración de Bolonia en 1999. Los nuevos estudios se han diseñado para garantizar una formación que responda a las nuevas exigencias del mercado laboral, de manera que los graduados adquieran tanto las destrezas y los conocimientos específicos relacionados con la transferencia lingüística (en español y dos lenguas extranjeras), la gestión de la información multilingüe, la teoría, evaluación y autoevaluación de las tareas de traducción e interpretación, así como las habilidades necesarias para el futuro desempeño profesional. En este sentido, destaca el refuerzo de las asignaturas encaminadas al dominio y traducción de las tecnologías de la información y la comunicación; de la lengua española, tanto escrita como oral; o la deontología y la práctica profesional; asimismo, creemos que la formación debe ser amplia, por lo que contamos con asignaturas vinculadas a otros ámbitos disciplinares como los jurídico-económicos y científico-técnicos, y la posibilidad de completar terceras lenguas extranjeras. La formación se completa con prácticas profesionales en el último año de carrera, de manera que todos los estudiantes habrán tenido la oportunidad de tomar contacto con el entorno laboral antes de graduarse, y con la muy recomendada posibilidad para todos los estudiantes de disfrutar de intercambios con universidades europeas e internacionales, con el fin de consolidar los conocimientos de las lenguas extranjeras y las culturas en las que se desarrollan.

Al finalizar sus estudios, nuestros graduados adquirirán una gran flexibilidad y movilidad profesional, lo que les permitirá ejercer su actividad en numerosos ámbitos, como son la empresa de traducción, las instituciones nacionales e internacionales, las editoriales, las empresas multinacionales, los servicios sociales, la traducción autónoma, y otros muchos entornos relacionados con las lenguas y la mediación intercultural e interprofesional.

Jesús Torres del Rey