Página Personal de Carmelo García Pinto
Dpto. Química Analítica, Nutrición y Bromatologia
 
Diapositiva 3

Química Verde

Los efectos de la contaminación química atribuibles al desarrollo de la industria química (efecto invernadero, lluvia ácida, destrucción de ozono estratosférico, smog fotoquímico, eutrofización y toxicidad) hacen, como ya he comentado en otro blog anterior, que la percepción social de la química sea bastante desfavorable.

Por otro lado, una civilización sostenible (concepto éste ampliamente utilizado últimamente en casi cualquier foro) el desarrollo de la química debe basarse en el uso de tecnologías para producir bienes de consumo que no dañen el medioambiente o la salud utilizando, preferiblemente, materias primas renovables en lugar de materias fósiles, de duración limitada. Los procesos de fabricación han de diseñarse para no producir residuos o bien los que se produzcan deber ser biodegradables o fácilmente reciclables al igual que los materiales que se sinteticen. El objetivo final es el desarrollo de productos que no dañen la salud ni el medio ambiente.

En este sentido, se ha empezado a introducir en los últimos años la filosofía de la Química Sostenible (“Green Chemistry“), definida como “el diseño, el desarrollo y la implementación de productos químicos o procesos para reducir o eliminar el uso y la generación de sustancias peligrosas“. La Química Sostenible, se basa en 12 principios propuestos Paul Anastas (animo al lector interesado a profundizar en los mismos) cuyo objetivo final no consiste en el tratamiento, control o neutralización de las sustancias peligrosas, sino en evitar que lleguen a existir La Química Sostenible está relacionada con biocombustibles, extintores, tintorerías ecológicas, polímeros, biocatálisis, disolventes verdes o energías alternativas, entre otras.

Según diversos autores, los 10 problemas más importantes para la humanidad en los próximos 50 años estarán relacionados con la energía, el agua, la alimentación, el medio ambiente, la pobreza, el terrorismo y la guerra, la enfermedad, la educación, la democracia y la superpoblación. Tenemos que pensar que, para la mayoría de ellos, la Química no es un problema es, precisamente, la solución.

Suscribirse

Suscríbete a nuestro boletín por email para recibir actualizaciones.q

Se han bloqueado los comentarios.
Política de privacidad