Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | Turismo / Viajes Semillas RSS para esta sección

Una vuelta por Salamanca

turismo salamanca

 

Paseando por las calles de Salamanca durante este puente he podido comprobar el enorme número de turistas con el que me he cruzado. Está claro que el turismo de cultura y de interior, cuando hay un par de días festivos seguidos, es preferible a otro tipo de viajes donde no se saca tanto provecho en un periodo tan corto.

La ciudad ha estado unos días a rebosar, la Plaza Mayor ha estado a tope de visitantes, igual que la Universidad. Estos son los dos puntos clave del turismo salmantinos. El patrimonio, junto con la gastronomía, son las principales bazas de Salamanca respecto al turismo.

 

Los lugares preferidos por los turistas

Esta sería una pregunta relativamente fácil de responder. A todos se nos pasa por la cabeza los mismos lugares y, por supuesto, no nos equivocamos al decir que Plaza Mayor, Universidad y Catedral serán los más visitados de la ciudad. Pero Salamanca esconde otros puntos quizás menos conocidos pero que merece la pena visitar.

Entre mis preferidos, fuera de estos tres puntos mencionados, si no contamos tampoco la exposición Ieronimus pues se trata de la visita a las torres de la Catedral Nueva, te pudo mencionar varios que seguramente, si vas a visitar Salamanca, te gustará conocer.

El Museo de ARt Nouveau y Art Decó de la Casa Lis resalta con su colorido y su gran colección de arte dentro de una ciudad barroca como Salamanca. Digno de dedicar unas horas a su visita sin ninguna duda.

Tampoco hay que olvidar que Salamanca cuenta con la denominada Catedral Vieja que está situada junto a la Catedral Nueva y que posee un estrecho vínculo con la Universidad. Se respira aire antiguo en su visita.

El Convento de San Esteban y el Museo de la Historia de la Automoción son otros rincones singulares quizás no tan reconocidos pero que no deberían quedarse atrás en una ruta turística salmantina.

Y por supuesto, más allá de visitar lugares y monumentos, disfruta de la gastronomía junto a un buen vino de la tierra.

Comentarios { 0 }

Los pueblos más bonitos de Salamanca I

pueblos salamanca

 

Durante los dos últimos meses me he dedicado a conocer no solamente Salamanca capital, sino tratar de pasear por toda la provincia. Tengo que reconocer que me ha sorprendido gratamente pues no sabía que la zona albergaba pequeños y pintorescos pueblecitos de una belleza sin igual. Tanto es así que he decidido ampliar mi tour salmantino y seguir explorando zonas que, para mí, aún son desconocidas.

En este primer os contaré alguno de los más bellos que ya he visitado. En futuras entregas trataré de aumentar la lista para que, aquellos que no conozcan aún estos lugares, se decidan a pasear por sus calles algún día y disfrutar de los paisajes y vistas que yo he podido contemplar.

 

Algunos de los pueblos más bonitos del sur de Salamanca.

Antes de empezar a nombrarlos, aclaro que el orden no es necesariamente coincidente con ser, en mi opinión mas o menos bello. El orden se asemeja al que yo he tenido en mis visitas. Para mí realmente sería difícil elegir cual o cuales son mas o menos bonitos que otros. Todos tienen un encanto especial que los hace únicos.

Para empezar, visité La Alberca, un pequeño pueblo del sur de la provincia donde me impresionaron la decoración de sus calles y fachadas. Especialmente recomendable es dar una vuelta por su Plaza Mayor y su casco antiguo, donde su belleza queda reflejada más fielmente. Calendario es otro de los indispensables en un tour rural salmantino. Este no es solo un pueblo bello por sus calles y plazas sino que lo es también por el entorno que lo rodea. Está enclavado en un privilegiado lugar declarado Espacio Natural Protegido de la Biosfera.

Otro pueblo precioso de la zona y que queda muy cerca de La Alberca, por lo que puede visitarse el mismo día, es San Martín del Castañar. Si lo visitas no te pierdas su castillo, la plaza mayor o el puente romano. No demasiado lejos queda Ciudad Rodrigo que no solo es un bello lugar, sino uno de los que más historia tiene.  Os animo a conocerlo más a fondo y no perderos su recinto amurallado o el Castillo de Enrique II entre otras muchas maravillas que posee.

Debería hablaros de muchos más, pero esto será ya en otra ocasión. Tampoco me olvido de su gastronomía. Elijáis comer donde elijáis será un acierto. Pocos lugares he visitado con una gastronomía tan exquisita y tradicional. Realmente digna de probar al menos una vez en la vida.

Comentarios { 0 }

Joyas naturales de España. El Caminito del Rey

caminito

 

Hoy me gustaría contaros una de las mejores experiencias turísticas que he podido vivir. Nuestro país tiene parajes naturales espectaculares, dignos de visitar para cualquiera. Entre ellos, algunos destacan por su singularidad, atractivo e incluso espectacularidad. Uno de ellos es el denominado “Caminito del Rey”, un recorrido por el Desfiladero de los Gaitanes, situados en el paraje natural conocido como El Chorro, en Málaga.

El Chorro es un lugar de increíble belleza que se sitúa en la comarca del Valle del Guadalhorce, en el entorno del embalse Guadalhorce-Guadalteba. En él, destaca por su singularidad, un gran desfiladero (o cañón) de unos 300 metros de altura, y que alberga en su interior una de las rutas senderistas más impresionantes que haya conocido. El Caminito del Rey es una pasarela peatonal, adosada a la roca del cañón, que tiene una longitud de más de 3 Km. y cuya anchura es alrededor de 1 metros. Antiguamente era uno de los senderos más peligrosos del mundo, pero tras su remodelación en 2015, se convirtió en una experiencia que no encontrarás en ningún otro lugar, al menos en España.

 

Historia del Caminito del Rey

El Caminito fue construido a principios del siglo XX, entre 1901 y 1905, como acceso para los operarios del mantenimiento de los Saltos del Gaitanejo y de El Chorro, sirviendo posteriormente también en las tareas de construcción del Embalse Guadalhorce-Guadalteba. Por su belleza y los paisajes que podían verse desde él, fue adquiriendo fama y visitantes. Tanto que se mejoró con vistas a la inauguración del embalse. En 1921, Alfonso XIII presidió dicha inauguración, cruzando por dicho recorrido, que por ello, desde entonces empezó a denominarse Caminito del Rey.

Con el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, el Caminito del Rey fue deteriorándose. Allá por el año 2.000, presentaba numerosas zonas derrumbadas y la barandilla protectora había desaparecido. Esto, lejos de ahuyentar a los visitantes, lo hizo aún más atractivo para los amantes de las emociones fuertes. Su peligrosidad era evidente y varias muertes de excursionistas acrecentaron su leyenda. Por seguridad fue clausurado y los accesos hacia el se destruyeron.

No fue hasta 2015 cuando, tras una amplia restauración, se hizo posible que el Caminito del Rey volviese a abrirse al público. Hoy en día cuenta con miles de visitantes al año, que disfrutan de la experiencia de su recorrido. Pero la limitación establecida en cuanto a número de visitantes diarios hace que no sea fácil conseguir una entrada.

Si te parece atractiva la idea y decides pasar a conocerlo, te recomiendo que planifiques la visita con tiempo o te será imposible poder acceder. Podrás disfrutar de un entorno absolutamente privilegiado, lejos de otros lugares turísticos y que te ofrecerán otra perspectiva de tu tiempo de ocio.

Comentarios { 0 }

A orillas del Duero

Río Duero

 

Es bien sabido que la provincia de Salamanca tiene un patrimonio cultural inmenso, pero quizá se sabe menos de su patrimonio natural. Hoy quiero dedicar un pequeño espacio a uno de sus bienes más preciados, aunque con ello no me centraré solo en Salamanca, sino que hablaré de algo que comparte con toda Castilla y León. Hablo del Río Duero.

Se trata de un río ligado a la historia de Castilla y España, siempre rodeado de conquistadores, batallas y castillos. Pero también es la fuente que alimenta a varias de las mejores zonas de viñedos del mundo, la denominación de origen Ribera del Duero y la región vitivinícola de Oporto, patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Este río proporciona una riqueza sin igual a las tierras por donde pasa y es el motor de la economía de la zona.

 

Duero, paraíso natural e historia de España

El Río Duero es el río más importante de la zona noroccidental de la Península Ibérica. Además, es el tercero más largo, solo superado por el Río Tajo y el Río Ebro. Nace por encima de los 2.ooo m., en el pico Urbión, en torno a la localidad de Fuentes del Duero y se extiende por casi por 900 Km. de recorrido hasta que desemboca en el Atlántico a través del Estuario de Oporto. Posee la mayor cuenca hidrográfica de la península con casi cien mil kilómetros cuadrados de superficie, repartida al 80% por tierras españolas y 20% por portuguesas.

Es un río muy potente económicamente hablando, ya que genera mucha riqueza a lo largo de su recorrido. Además de las zonas vinícolas de Ribera del Duero y Oporto, también riega zonas de cultivo de cereales, principalmente en toda la comunidad de Castilla León. Y todo ello es posible ya que es el río de mayor caudal absoluto de la Península Ibérica, gracias a una gran cantidad de afluentes que lo alimentan. Entre los más importantes están el Pisuerga, Tormes, Esla y Adaja.

Turísticamente hablando es un río también muy atractivo. Está rodeado de preciosos parajes naturales como Arribes de Duero y, a lo largo de su recorrido, nos encontramos numerosos embalses que le otorgan una diversidad biológica excepcional. Pero no solo eso, es un rio histórico en el que encontraremos castillos medievales, puentes y otras muchas construcciones de la época que no son fáciles de encontrar aún en pie en otros lugares.

Si todavía no conoces todas las posibilidades que te ofrece el Duero, te animamos a que busques una buena ruta y dediques unos días a descubrirlo. Este majestuoso río te sorprenderá enormemente.

Comentarios { 0 }

Sitios imprescindibles de Salamanca

post2

 

Si eres, como yo, un recién llegado a la capital Salmantina, ¿que te parece si hacemos un repaso a lo que no te debes perder de esta bella ciudad?¿recorres conmigo sus rincones más destacados?

Salamanca es una ciudad centenaria y con una riqueza patrimonial impresionante. Miles de visitantes lo atestiguan cada año, siendo una de los destinos con mayor afluencia de turistas de España. Y no solo eso. Además es una ciudad viva donde sus gentes te harán sentir como en casa desde el primer día. Doy fe.

En primer lugar, como no, se hace obligatorio un paseo por la Plaza Mayor. No me equivoco si la defino como el centro neurálgico y social de la ciudad. Construida hace casi trescientos años en estilo barroco, hay pocas plazas en nuestro país que despierten tanta admiración como la Plaza Mayor de Salamanca. Respira belleza por cada arco. Siéntate relajadamente en alguno de sus bares mientras tomas algo a disfrutar de su entorno.

No demasiado lejos se encuentra el edificio de la Universidad de Salamanca. Aunque supongo que ya lo sabrás, sobre todo si llegas para estudiar en ella, la Universidad de Salamanca es la más antigua de España y la tercera de Europa, remontándose su creación hasta el siglo XII y XIII. El edificio de Escuelas Mayores es el más emblemático de la institución y su fachada, es quizás, la imagen más reconocida de la ciudad de Salamanca. Cuando te acerques por allí, no olvides buscar la rana en la fachada, todo un clásico entre los visitantes.

Otro punto de interés especial está en la Casa de Las Conchas, un antiguo palacio que, como su propio nombre indica, tiene su fachada decorada con multitud de conchas. Se dice que su creador D. Rodrigo Arias Maldonado, lo hizo por amor a su mujer y por ser el símbolo de la orden de Santiago, a la que pertenecía.

Tampoco puedes dejar de visitar otro monumento salmantino como es su conjunto catedralicio, uno de los más importantes con los que cuenta España. Salamanca alberga dos catedrales. Una más antigua de origen románico de la que nace la Catedral Nueva, de origen gótico y más amplia. En esta última también existe la tradición de buscar, en la Puerta de Ramos, un astronauta que forma parte de su ornamenta.

Por último, para terminar con este repaso histórico de la ciudad, te recomiendo que des una vuelta por las Torres de la Clerecía. Sede de la Universidad Pontificia, está situada junto a la Casa de las Conchas y sus tres torres son visitables, por lo que tendrás una magnífica panorámica de la ciudad desde ahí arriba.

De momento esto es todo. Nos da suficiente para ocupar un día intenso de turismo por la ciudad. Cuando vuelvas del recorrido, no olvides pasar a contarme que te ha parecido ;)

 

Comentarios { 0 }
Política de privacidad