Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | Medio ambiente Semillas RSS para esta sección

La calefacción en terrazas al aire libre

Estufas-para-terrazas-de-bar

 

Durante los últimos meses, la mentalidad ecologista parece haberse echo muy popular y se ha instalado de una forma más o menos generalizada en la sociedad. Hoy más que nunca parece que somos conscientes del cambio climático en el que estamos inmersos y de la importancia de revertirlo . De hecho, es una de las principales preocupaciones en las últimas encuestas de opinión ciudadanas y uno de los propósitos anunciados por el nuevo gobierno de España.

Pero a pesar de esto, seguimos viendo cómo, de forma cotidiana, se sigue malgastando la energía. Y no solo eso, sino que se hace emitiendo gran cantidad de gases nocivos para el medio ambiente. Como ejemplo de hoy, hablaremos sobre las estufas que pueblan las terrazas al aire libre de los bares por toda la geografía española. Seguro que sabes de lo que te hablo, esas con las que la restauración intenta climatizar espacios abiertos.

 

Ineficiencia eléctrica de los espacios abiertos climatizados.

Empezaré por mencionar que me parece un sistema completamente absurdo, disparatado e irresponsable. Se trata de una práctica derivada de la prohibición de fumar en espacios de restauración cerrados y que los restaurantes solucionaron sacando a la calle a los fumadores. Pero claro, salir a la calle con el frio invierno encima, no es demasiado acogedor. Entonces aparecieron una especie de estufas, que normalmente funcionan con gas butano, que radian calor a un par de metros a su alrededor.

Ni que decir tiene que este tipo de estufas no climatizan una terraza. Simplemente proporcionan una mejor temperatura a quienes se sitúan junto a ellas, a cambio de un gasto energético considerable y que no tiene razón de ser. De hecho, la climatización de espacios abiertos está prohibida por ley, con la salvedad de que la legislación habla de aparatos de climatización fijos, por lo que el sistema de estufas móviles escapa a la prohibición.

Estas estufas, al funcionar por combustión de gas, emiten una ingente cantidad de CO2 a la atmósfera. Tanto como 37 Kg de CO2 por cada bombona de butano utilizada. Esto supone, teniendo en cuenta el consumo de este tipo de estufas, la emisión de unos 3 Kg de CO2 a la hora por dispositivo. Multiplica esta cantidad por cada una de las que puede haber en tu ciudad y el resultado por el número de horas diarias que están funcionando. El resultado: un auténtico despropósito.

Dentro de la campaña de concienciación medioambiental que se prevé surja desde el gobierno, con bastante probabilidad estos dispositivos sean prohibidos. Y no solo los de gas, sino también los que funcionan mediante electricidad convencional. Te recuerdo que la energía es un bien limitado y responsabilidad de todos hacer un uso adecuado y sostenible.

Comentarios { 0 }

Verdades sobre el cambio climático

cambio climatico

 

Con la Cumbre Climática de Madrid a la vuelta de la esquina y Greta Thumberg en un barco en el Atlántico en mitad de la nada, hoy me gustaría hablarte de todo esto del cambio climático que tantas portadas y minutos en los telediarios está acaparando. ¿Es cierto que la situación es tan grave como desde algunos grupos científicos y ecologistas se afirma? ¿Que posibilidades tenemos de corregir el rumbo a corto y medio plazo?

A lo largo de los cuatro mil quinientos miles de millones de años que tiene La Tierra (que se dice pronto) ha habido muchos cambios climáticos en ella. Hasta ahora todos causado por accidentes o catástrofes naturales. Pero el de nuestra era es el único hasta ahora que ha sido causado, de forma constante y progresiva, por el ser humano.

Hoy sabemos que el planeta se está calentando a un ritmo nunca visto hasta ahora. No cabe duda de que estamos en mitad de un proceso que está alterando el clima de la tierra de forma artificial. A pesar de esto, no terminamos de encontrar un acuerdo de la sociedad en global para atajarlo.

Los registros indican que las temperaturas de estos últimos años son significativamente las más altas desde que se conocen datos, y hay varios siglos de referencias. El deshielo de los polos se produce con mayor intensidad hoy que nunca.

 

¿Cuales son las causas principales? ¿Que ocurrirá si no ponemos remedio?

Como la gran mayoría sabemos, la principal causa del cambio climático son las emisiones de CO2 a la atmósfera. El hecho de que los combustibles fósiles (petroleo, carbón o gas) sean las principales fuentes de la energía que se consume en el planeta provoca cifras inasumibles de emisiones. Esto se acrecienta cada año por el aumento de los dispositivos que utilizan energía para funcionar, empezando por medios de transporte y terminando por la industria.

Respecto a las consecuencias, el problema está en que a corto plazo no se hacen patentes, sino que se van desarrollando poco a poco. El deshielo de los polos provoca un lento pero evidente aumento del nivel de los océanos. Tanto es así que para final de siglo se estima en una subida de más de un metro. Esto provocará la inundación y desaparición de ciertas zonas costeras a lo largo de todo el mundo.

Por otra parte, los fenómenos atmosféricos cada vez son más virulentos y frecuentes e intensos. Hablo de huracanes, tormentas y sequías, entre otros. Esto provocará la desaparición de las zonas más afectadas y movimientos migratorios masivos.

La buena noticia es que aún estamos a tiempo de resolverlo. Reducir a la mitad las emisiones para 2030 y minimizarlas para 2050 debería ser suficiente. La mala noticia es que las grandes potencias contaminantes (EEUU, China, Rusia, etc) no están poniendo nada de su parte para conseguirlo. La UE es la única que, hasta ahora ha mostrado verdadero interés por liderar esta lucha.

Comentarios { 0 }

Planeta En Peligro

post6

 

Hoy he empezado a ver una serie documental bastante interesante bajo mi punto de visto. Su nombre es Planeta En Peligro y trata sobre los principales temas que implican el cambio climático.

La serie esta creada y producida al más alto nivel. De la mano de James Cameron como director y la producción de Jerry Weintraub, la serie obtuvo un Premio Emmy en el año 2014. Cuenta con colaboraciones estelares como, por ejemplo, la de Silvester Stallone.

En los ocho capítulos que la componen, se abordan las problemáticas desde distintos puntos del planeta, quizás los más afectados. Viajan al Amazonas, a Alaska, a Arabia Saudita, a México y a Washington, entre otros destinos para poder crear un planteamiento perfectamente circular sobre lo que implica cada fenómeno y la forma en que podría ser solucionado.

El continuo uso de energías fósiles, la sobreexplotación de la industria ganadera, la deforestación, los obstáculos a la energía solar, el calentamiento de los océanos son algunas de las temáticas que se plantean programa tras programa. De esta forma consigue engancharte y quedas con ganas de más capitulo tras capítulo

Aun me quedan varios por ver, pero no tardaré en terminar la temporada. Y, sinceramente, espero que no sea la última. Es del tipo de documentales que hacen falta para concienciar a la gente en las necesidades que hay de cambiar nuestra forma de vida, no por nosotros, sino por las generaciones futuras.

Si te interesan este tipo de temáticas te la recomiendo al 100%. No te defraudará. Puedes encontrarla fácilmente en Youtube. Pásate de nuevo y me cuentas que tal una vez que la hayas visto completa. Compartiremos opiniones.

Comentarios { 0 }

Salamanca se conciencia con el ahorro energético

ahorro energético

 

En el camino hacia la sostenibilidad medioambiental, no solo basta con la apuesta por las energías renovables. Está claro que es la principal baza del desarrollo energético de los próximos años, pero hay algo de lo que no se habla tan a menudo y de lo que no siempre somos conscientes. La necesidad de ahorrar energía.

Lo hacemos de forma tan cotidiana que, sin darnos cuenta, son cientos las tareas de nuestro día a día en las que necesitamos utilizar energía eléctrica. Es una certeza que, para nosotros, los ciudadanos del siglo XXI, sería imposible vivir sin ella. Por esto hemos de saber que las principales fuentes de energía que hemos tenido en las últimas décadas, las energías fósiles, son finitas y no renovables. Con esto quiero decir que llegará el punto en que se acaben y no podamos volver a disponer de ellas.

Así pues, se hace imprescindible que, además de buscar otras fuentes de energía, hagamos un uso correcto de las actuales y no las malgastemos. El ahorro energético, además, es bueno para nuestro bolsillo, pues supone una reducción en la factura de la luz de cada mes.

 

Optimización energética en Salamanca

Por suerte, las instituciones públicas ya están trabajando también en potenciar el ahorro energético. La Diputación de Salamanca trabaja con un plan de optimización energética. A través de él, otorga subvenciones destinadas a muchos municipios de la provincia con el fin de potenciar el uso de las energías renovables y de medidas de ahorro y eficiencia energética.

Nosotros, desde casa, también podemos poner nuestro granito de arena en este aspecto. Basta con tomar ciertas medidas simples como el cambio de las bombillas por otras de bajo consumo, el apagado total de los aparatos cuando no están en uso o ciertas precauciones para reducir el uso de la calefacción. Si quieres más detalles de como hacerlo puedes también consultar este artículo de OVACEN, donde encontrarás consejos muy interesantes en este sentido.

Al principio, por la falta de costumbre, puede ser un poco tedioso acostumbrarse a las nuevas medidas, pero verás que tan solo es cosa de unos días acostumbrarse a ellas y hacerlo como un hábito. En unas semanas ni te darás cuenta de que estás ahorrando energía, solo lo comprobarás cuando veas como ha bajado tu factura de luz.

Comentarios { 0 }

Así son los combustibles del futuro

post38

 

Si algo nos preocupa a todos los seres humanos es que, cada día, son más preocupantes las cifras de muertes por causa de la contaminación atmosférica alrededor del mundo. No cabe duda de que uno de los principales motivos de la misma es el uso de los combustibles actuales.

A partir de esta preocupación, muchas empresas a nivel mundial se esfuerzan, cada vez más, en trabajar por desarrollar nuevos tipos de combustibles que no sean dañinos para el planeta.

Sin embargo, en la actualidad, existen otros tipos de combustibles sanos para el medio ambiente. Principalmente hablo de la electricidad. Esto nos da una idea de como serán los combustibles en el futuro. Basados en energía eléctrica.

Es una realidad que aun no se ven vehículos eléctricos o que utilicen otro tipo de combustible más eco sostenible (como también el gas) en la misma proporción que los tradicionales. Investigando un poco, he podido determinar que la principal razón son los costes.

La tecnología requerida para hacer que un vehículo funcione con electricidad, en lugar del combustible común, necesita de una inversión tecnológica muy grande. Esto hace que los costes asociados a la fabricación de los vehículos se eleven mucho, siendo inaccesibles para muchos conductores.

Aunque estos avances tecnológicos en cuanto al combustible son muy recientes, se espera que con el paso del tiempo y el avance de la tecnología, los costes se reduzcan y el uso de este tipo de vehículos se haga más habitual.

 

Tipos de combustibles para el futuro

No es un secreto que los combustibles actuales, cada día están perjudicando más la salud de nuestro planeta. Y es por esta razón que muchas empresas están trabajando en la implementación de otras materias primas para fabricar diferentes tipos de combustibles para el futuro.

Entre las primeras opciones saludables de materia prima para la elaboración de combustibles biodegradables, se encuentran las algas marinas y la madera. Gracias a la producción natural de aceite de estos elementos, se puede procesar a partir de ellos un tipo de combustible que aun está bajo experimentación.

También está la opción de la conducción a gas. Muchos países del mundo tienen ya implementada esta posibilidad y apoyan su uso con subvenciones a este tipo de vehículos. Además, se están implementando nuevos puntos de recarga en las gasolineras, facilitando con ello el repostaje de este carburante.

La electricidad, el gas natural, el hidrógeno y los materiales biodegradables serán la base de los combustibles dentro de 15 o 20 años.

Comentarios { 0 }

Plásticos, bolsas y medio ambiente

bosas ecológicas

 

Estamos muy acostumbrados a que, cada vez de forma más habitual, podamos ver noticias en los periódicos o la televisión hablando del cambio climático. Noticias que no son demasiado buenas. Se prevee que durante las próximas dos décadas, la temperatura media del planeta suba unos 3ºC. ¿Que significará esto? Sequías mas duras y largas, tormentas más fuertes, subida del nivel del mar… en definitiva, un desastre ecológico.

Pero a pesar de ello, no ponemos demasiado de nuestra parte para evitarlo. No realizamos suficientes acciones durante el día a día para conservar el medio ambiente. Seguimos consumiendo plásticos de una forma abusiva y generando contaminación a un ritmo inadmisible.

Quizás no sepas que, con muy poco, como por ejemplo, usando bolsas ecológicas, puedes poner tu grano de arena para que la situación empiece a dar un vuelco. Si aún no conoces este tipo de bolsas, te explicaré que son, cuales tipos hay y que usos podemos darles.

 

Bolsas ecológicas: ¿que?¿como?¿cuales?

Como su propio nombre indica, este tipo de bolsas y envoltorios son respetuosos con el medio ambiente. Están hechas con componentes que las hacen reutilizables en unos casos, reciclables en otros y degradables como tercera opción.

Las reutilizables son un tipo de bolsa mas gruesa y fuerte que las comunes. Tienen mayor resistencia y son lavables, por lo que permiten, al menos, 15 o 20 usos. El problema que tienen es que siguen siendo de plástico, por lo que su ventaja solo reside en la disminución del número de bolsas necesarias, pero no en si la acumulación de plásticos y basura.

En cuanto a las reciclables, son sin duda la mejor opción. Son bolsas biodegradables fabricadas con materiales que hacen que, en un año y medio, la bolsa haya desaparecido literalmente. Pueden incluso convertirse en compost para abono de campos y cultivos.

Por último, existen las denominadas degradables, que están fabricadas de plásticos a los que se les agrega unos compuestos que aceleran su degradación. El problema es que no se desintegran completamente sino que se descomponen en pequeñas partículas de menos de 5 mm de tamaño que se denominan micro plásticos. Estos finalmente acaban en los mares, causando incluso mayores daños que las bolsas tradicionales.

Por los motivos indicados te recomiendo el uso solo de bolsas reciclables ya que es la única garantía de que no terminarán convirtiéndose en contaminantes. Otra opción a considerar es el uso de bolsas de tela, fabricadas con algodón y otras fibras 100% naturales, que tienen mucha resistencia y duran un largo tiempo. Estas son también reciclables completamente.

Comentarios { 0 }

Incendios forestales

post20

 

Se acabó el verano y, con él, la época del año con mayor riesgo de que se produzcan incendios forestales. Esto no quiere decir que el resto del año haya que bajar la guardia, pero si que está claro que las condiciones climáticas ya no son tan favorables.

Los incendios forestales existen desde que se formó el planeta. Son muchas las causas naturales que pueden provocarlos y forman parte del funcionamiento normal de los ecosistemas. Sin embargo, existe una proliferación real de los incendios por causas de la actividad humana mayor a la capacidad de recuperación de la naturaleza.

Sabiendo esto, se debe poner el primer foco de actuación sobre los incendios intencionados. Surgen de acciones premeditadas con la única intención de causarlos. Suponen más de la mitad de los incendios que se producen. La solución pasa por un endurecimiento de la legislación que no debería hacerse demasiado de rogar.

 

Consecuencias de los incendios forestales

La superficie de la tierra, al quemarse, queda totalmente desprotegida, por lo que el suelo se ve afectado. Y de tal forma que incluso es causa de cambios en su composición biológica. Esto afecta directamente al hábitat vegetal y animal.

Después podemos señalar los daños humanos. En este caso no solo hablamos de muertes o heridos a causa de los mismos, sino también las secuelas que quedan en las personas por las pérdidas materiales que originan, tanto en viviendas como en terrenos y cosechas.

Por todo ello, la prevención se vuelve vital. La sensibilización de la población es nuestra mejor arma, pues es la vía más rápida para conseguir bajar las estadísticas en lo que a incendios se refiere. Pero no basta solo con esto. Los órganos gobernantes deben mantener y cuidad las masas forestales de una forma conveniente. Las leyes más duras contra los infractores completarán el triángulo de la prevención.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad