Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | Ingeniería Semillas RSS para esta sección

Hacia una vivienda accesible

tapas WC elevadoras para discapacitados

 

Desde hace algunos años, bien por los cambios en la legislación al respecto o bien por las necesidades personales de los propietarios o inquilinos, se ha notado un repunte en el sector de las viviendas accesibles o adaptadas. Cada vez somos más conscientes de la necesidad de facilitarnos la propia vida, sobre todo cuando se trata de nuestro hogar.

Cuando se habla de vivienda accesible o de vivienda adaptada, es imposible que no se venga a la cabeza la palabra discapacidad, puesto que es el colectivo que, habitualmente, demanda este tipo de construcciones. Pero la realidad es que últimamente ha calado en la sociedad la idea de la idoneidad de que cualquier casa sea accesible. No ya solo por el hecho de poder facilitar el acceso a cualquier persona, sino pensando en las necesidades que llegarán con la tercera edad o simplemente por seguridad.

Las nuevas tecnologías han supuesto una inestimable ayuda en el camino hacia la accesibilidad. Gracias a ellas se ha conseguido que el diseño no esté reñido con la adaptabilidad ni con la funcionalidad. De hecho, incluso han provocado la aparición de nuevas tendencias, como los espacios diáfanos y la supresión de los escalones en pequeños desniveles, sustituidos por rampas.

 

Soluciones imprescindibles en hogares con necesidades especiales de movilidad.

Dependiendo de la estancia en la que se necesite un extra de movilidad, serán necesarias unas soluciones u otras. Especial atención habrá que tener con los espacios donde más tiempo se está a lo largo del día, como el salón, o zonas de especial necesidad como el aseo.

Empezando por este último, la recomendación es que los muebles sanitarios (retrete, lavabo o bañera por ejemplo) se encuentren repartidos por toda la estancia, junto a las paredes, dejando el centro de la habitación vacío y con espacio suficiente para que pueda maniobrar, por ejemplo, una silla de ruedas. El lavabo debe encontrarse frente a la puerta pues se aumenta su usabilidad. La bañera se ha de sustituir por un plato de ducha ya que esto simplifica el acceso y se evita riesgo de caídas. En cuanto al inodoro, la solución ideal pasa por instalar alguno de los muchos modelos de tapas WC elevadoras para discapacitados que hay en el mercado.

Si ponemos el ojo en la cocina, lo principal es que sea espaciosa y que cuente con muebles regulables en altura. Esto permitirá cocinar o acceder al fregadero con facilidad y comodidad tanto para una persona de pie como para alguien en silla de ruedas o con una altura por debajo o por encima de lo normal.

En cuanto al resto de habitaciones: salon, dormitorios, garage, etc… las recomendaciones son muy similares. En primer lugar se ha de pensar en la eliminación de escaleras y su sustitución por rampas cuando sea posible. O bien complementarlas con algún tipo de silla elevadora o, existe esta opción, con un ascensor. Las puertas se recomiendan que tengan un ancho mayor del habitual y con automatismos de apertura y cierre.

Con estos simples consejos cualquier espacio puede convertirse en un lugar adaptado y accesible. Además, no suele tener un sobrecoge desproporcionado sobre otras opciones, por lo que muchos son ya los que se deciden por este tipo de construcción, preparándose para cualquier tipo de necesidad que pueda surgir con el tiempo.

Comentarios { 0 }

Preparativos de una gran obra de ingeniería

transporte de maquinas

 

Cuando se hacen reportajes sobre las grandes obras de ingeniería, actuales o históricas, la atención recae siempre sobre la construcción del proyecto en sí y su puesta en funcionamiento una vez terminado. Prácticamente nunca se repara en los preparativos previos que una obra de tal magnitud conlleva.

Antes de mover la primera piedra, normalmente son necesarios meses o años de estudios en el proyecto. Ingenieros, arquitectos, y otros profesionales técnicos debemos tener milimétricamente calculado cada paso a dar en la construcción. Primero por seguridad. Los cálculos son imprescindibles para que no haya accidentes. En segundo lugar para evitar situaciones no previstas que puedan aumentar los costes.

 

La logística de una gran obra

Pero no solo se trata de cálculos, planificaciones técnicas o planos. También detrás de una gran obra hay un enorme trabajo de logística que realizar. El transporte de maquinas, materiales, personal, etc… es de vital importancia. Si no está todo a su tiempo preciso en el lugar indicado, los retrasos se harán inevitables. Y esto supondrá un consecuente aumento de los costes.

La maquinaria necesaria es uno de los primeros pasos. Hemos de inventariar todo lo necesario y contar con los recursos para desplazar las máquinas de una forma segura y óptima. Normalmente, el servicio de desplazamiento de maquinaria se suele subcontratar a empresas especializadas. Estas empresas proporcionan un alto nivel de cumplimiento de los plazos.

Teniendo en cuenta que un contingente de estas características requiere vehículos especializados, no todas los transportistas están preparados para realizar este tipo de servicios. Grandes remolques, cabezas tractoras de alta potencia, vehículos de seguridad… Todos estos aspectos son imprescindibles para cumplir con un servicio tan exigente.

Una vez todas las piezas necesarias están en la ubicación correcta, el personal se encuentra preparado y los cálculos de los ingenieros y arquitectos están listos, es el momento del comienzo del proyecto. La maquinaria entrará en acción. A partir de ese momento ya habrá quien cuente los pormenores de la gran obra de ingeniería.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad