Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | junio, 2016

¿Vacaciones?

Probablemente éste sea el último post que escribo de este curso. Atípico donde los haya. Intenso. Vertiginoso. Emocionante, al fin y al cabo. Lo escribo no porque comiencen ya las vacaciones, que todavía queda, sino porque hoy, a esta hora de la tarde, me apetecía hacer balance. Un breve balance. Por eso, y porque los días que quedan van a ser frenéticos, y no quería irme sin dejar constancia de un breve resumen de lo que ha sido este curso.

Sin duda, este curso ha sido para mí el curso de mi oposición a Titular de Universidad. Muchas horas dedicadas a preparar con mimo mi proyecto docente e investigador y el seminario que fue la segunda prueba sobre los problemas de dispersión jurisdiccional del pleito en el Derecho internacional privado europeo de familia. Fue duro, pero ahora puedo decir que mereció la pena.

Cuando me metía de lleno en la preparación de la oposición llegó el ofrecimiento de mi Vicerrectora de Docencia y Evaluación de la Calidad, mi querida Izaskun Álvarez, para que me incorporara a su equipo. Me costó dar el sí, porque la gestión no estaba entre mis planes, pero no me arrepiento. Porque de todo se aprende y, además, a mí me gustan los retos. Vamos avanzando poco a poco. Aunque cuesta, pero afortunadamente, tengo buenos apoyos, personas excepcionales que dan lo mejor de sí en su trabajo. La calidad es un concepto etéreo, pero si tuviera que definirla de alguna manera, creo que la definiría diciendo que se trata de hacer las cosas bien, que cada uno desempeñe de la mejor manera su trabajo, y que siempre esté dispuesto a mejorarlo, porque de eso se trata. Siempre más y mejor. En esa tarea de la calidad y de la evaluación de la calidad, me hallo inmersa en estos días. Dando forma al servicio, elaborando una nueva web, intentando mejorar procedimientos…

El otro eslabón importante ha sido la Clínica Jurídica de Acción Social. Segundo año de vida, primero con asignatura optativa, y con ganas de superarnos. ¡Qué bueno es encontrar a gente buena por el camino! Tantos compañeros implicados en este proyecto, dando lo mejor de sí, yendo siempre más allá de lo exigido. Y los estudiantes que nos han sorprendido. ¡Qué bonito es escuchar a mis compañeros decir que han disfrutado tanto con el excepcional trabajo de sus alumnos y que se sienten encantados de formar parte de este proyecto! Que seguirá creciendo. Ante nosotros, tenemos el reto de organizar el próximo Encuentro de Clínicas, en donde analizaremos cómo desde las Clínicas contribuimos a desarrollar la responsabilidad social universitaria. Es un proyecto para estar orgullosos todos. Tanto que aunque el tiempo falte, siempre habrá que encontrar el momento para dedicarle a nuestra Clínica. Recuerdo con especial cariño la conferencia de Adela Cortina, inaugurando las actividades de la Clínica de este curso. Ha sido una experiencia tan intensa que la recordaré siempre. Y es algo que me ha posibilitado la Clínica. Así que todo el tiempo que le dedique es poco.

Para el próximo curso hay tantas cosas previstas, que ni agosto va a ser del todo mes de vacaciones. Viaje a Mendoza, para participar en el Congreso Internacional de Derecho de las familias, niñez y adolescencia, junto a mis queridas Eleonora Lamm y Mariel Molina, en septiembre viaje a Lisboa para participar en el Seminario Internacional de Derecho Internacional Privado, Curso de traductores holandeses, Encuentro de Clínicas, Conferencia de Christian Felber… En fin, muchos proyectos. Para seguir creciendo.

Para los que estén ya de vacaciones y para los que las tomarán en los próximos días, muy feliz verano. Y gracias por seguir ahí.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad