Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | junio, 2016

2018 será un gran año

Y no sólo porque durante este año se celebren los 800 años de la Universidad de Salamanca, que también, porque vamos a poder compartir numerosos eventos con compañeros de toda España y va a ser esta conmemoración una excelente plataforma para potenciar y relanzar la Universidad pública; pero sobre todo  2018 será un gran año porque durante sus 365 días tendremos tiempo para seguir trabajando en conseguir nuestros sueños y podremos seguir construyendo proyectos comunes. Al fin y al cabo un año más es otra oportunidad para consolidar lo que somos y para cambiar lo que no nos guste. Pero lo mejor de todo será poder compartirlo con todos los que queremos.

El año que ahora termina ha sido en términos generales muy positivo pero también ha habido claroscuros que han contribuido a intentar mejorar. En lo personal este año ha sido el año de la Clínica Jurídica de Acción Social. Sin duda, uno de los mejores proyectos en que he participado hasta ahora.  Seguro que 2018 será un gran año para la Clínica y también para la Facultad de Derecho. Tenemos un intenso camino por delante que recorrer, seguro que será muy productivo.

A todos los que leéis este blog os deseo el mejor de los años. Y siempre CARPE DIEM.

Comentarios { 0 }

El amor hace familias

Del 7 al 10 de diciembre ha tenido lugar en Mérida el VI Encuentro estatal de familias LGTBI, organizado por la Fundación Triángulo de Extremadura. He asistido con mi familia y también como ponente en dos mesas; en una para exponer las reformas legislativas que a mi juicio todavía están pendientes de hacer para alcanzar la igualdad real (presunción de doble maternidad cuando existe matrimonio; posibilidad de reconocimiento en parejas de hecho; posesión de estado extrajudicial aplicando la STS de 15 de enero de 2014 (caso Maribel Blanco)… y en otra, más concreta e intensa, para hablar de por qué considero que es necesario regular en España la gestación por sustitución.

Partiendo de la base de que es esta una cuestión en que cuantitativamente las parejas del mismo sexo son pocas en comparación con las parejas heterosexuales que recurren a la gestación por sustitución, pero cualitativamente  afecta de lleno a las parejas de varones dado que es la única vía para que quede acreditada desde el nacimiento del menor la doble paternidad. Es éste un tema complejo, y no sólo jurídicamente hablando. Se trata de un tema poliédrico en que hay que tener en cuenta múltiples perspectivas para poder enfocarlo adecuadamente. Sucede, en cambio, que es un tema que se está utilizando como lucha de poder en el seno de organizaciones que se caracterizan por su activismo desde hace años, y también por el posicionamiento en algunos casos totalitarios que están imponiendo partidos de la izquierda española para impedir que se debata sobre este tema, llegando a prohibir incluso actos de este tipo. Es una pena. Demuestra lo poco que hemos avanzado. Creo que es necesario que se debata mucho todavía sobre este tema, pero desde el conocimiento reposado y siempre aportando argumentos. No por mucho repetir un mantra (mercantilización del cuerpo de la mujer, el tema de la granja de mujeres, etc., etc.) se va a convertir en verdad. Hace falta dejar a un lado la opinión desinformada y trabajar para profundizar en el tema y buscar la mejor forma para solucionar esta realidad que queramos o no está aquí, y que ha planteado en el ordenamiento jurídico español una especie de esquizofrenia pues mientras decimos que en España la GS está prohibida, nos hemos visto obligados a reconocer la filiación de los niños que nacen en el extranjero a través de esta técnica, basándonos en una Instrucción de la DGRN que a mi juicio sobrepasa las funciones que este órgano directivo tiene atribuidas. Como dijo Zygmunt Bauman, “si no existe una buena solución para un dilema, si ninguna de las actitudes sensatas y efectivas nos acercan a la solución, las personas tienden a comportarse irracionalmente, haciendo más complejo el problema y tornando su resolución menos plausible.

Pero más allá de esto el Encuentro ha sido toda una experiencia. Muy orgullosos todos de ser quienes somos, sentir como sentimos y poder haber construido nuestras familias sobre la base del amor que todo lo puede y lo remueve.

 

24775228_1707535099277178_7559086329666508380_n

 

24852664_1707535112610510_149136198306213297_n

Comentarios { 0 }

Ricardo Rivero, Rector de la Universidad de Salamanca

Debo reconocer que me siento entusiasmada con la idea de tener como Rector de la Universidad en la que trabajo a Ricardo Rivero. Conozco a Ricardo desde hace algunos años, no demasiados, porque yo no estudié en la Universidad de Salamanca, sino en la Universidad de Extremadura, donde me licencié y me doctoré. Coincidimos, recuerdo, por primera vez en una mesa electoral. Él entonces comenzaba a preparar su cátedra y yo recién empezaba mi etapa de profesora universitaria. Luego nos fuimos conociendo más. Me tocó estar en la secretaría de la Facultad de Derecho en la etapa de conversión de las licenciaturas en grados, mientras él asumía el cargo de Defensor universitario, y ya entonces comenzamos a intercambiar algunas ideas. Durante esa etapa pusimos en marcha en la Facultad el Máster en Derecho español para Juristas extranjeros. Cuando él llegó al Decanato no sólo me permitió seguir al frente del Máster sino que le dio impulso y reconoció siempre que tuvo ocasión el trabajo de los compañeros como pioneros en la puesta en marcha de un Máster íntegramente on line en la Facultad de Derecho. En su etapa como Decano trabajamos mano a mano. Todas las propuestas que le hacíamos eran tenidas en cuenta. Pero cuando realmente he tenido la oportunidad de comprobar las sinergias con Ricardo ha sido durante la puesta en marcha de la Clínica Jurídica de Acción Social. Desde el primer momento, Ricardo no sólo supo captar la importancia que podía tener para la Facultad (y para la Universidad) esta idea, sino que contribuyó con su presencia en las reuniones con los vicerrectores, nos acompañó en la presentación a los medios, escribió para el blog de la Clínica una de sus primeras entradas, nos atribuyó un espacio más que digno en la Facultad y durante la campaña electoral se reunió con nosotros dando muestra de algo que nosotros ya sabíamos pero que era preciso que toda la comunidad universitaria supiera: su compromiso con la responsabilidad social de la Universidad pública. Sé que con él al frente de la Universidad de Salamanca podremos poner en marcha grandes proyectos, proyectos en lo que no serán tan importante las grandes cifras como el impacto que esos proyectos puedan tener en las personas y en nuestro entorno. La transferencia del conocimiento también puede y debe hacerse a la sociedad, sin componente económico de por medio. Esto lo tenemos tan claro que en ello estamos metidos de lleno.
En fin, hoy empieza una etapa ilusionante para la Usal y para la Universidad pública. Porque Ricardo es una persona de principios y está convencido de que hay que devolver de nuevo el prestigio a la Universidad que nos ha permitido estudiar a muchos. Y porque Ricardo es ante todo y sobre todo una buena persona. Y que pueda ostentar este cargo una buena persona dice mucho de nuestra Universidad. Mucha suerte, Ricardo.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad