Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | junio, 2016

Procrastinación

Dejar para mañana lo que se puede hacer hoy. Eso es procrastinar. Eso es lo que venimos haciendo en muchos temas importantes en España. El pacto de Estado por la Educación, por una sanidad pública de calidad, por unos servicios sociales a la altura del siglo XXI, por una inmigración digna en que se garantice el respeto a los derechos fundamentales, por una juventud que no esté condenada al paro… Entretanto el tiempo pasa y lo dedicamos a banalidades, a luchas intestinas, a tonterías. No tenemos una clase política a la altura de los retos que tenemos planteados. Tenemos a gente que se dedica a la política, la mayor parte de ella para medrar. A los hechos me remito. Pero faltan intelectuales, faltan académicos, faltan gestores comprometidos con el servicio público. Tenemos a la vuelta de la esquina unas nuevas elecciones que tenemos que repetir porque según parece votamos mal en las pasadas (entiéndaseme la ironía). Pero lo peor es que ni el debate estuvo a la altura en las pasadas elecciones, ni en los cuatro desastrosos meses que le siguieron ni parece que lo estará en las que vienen. Sólo corrupción y más casos de corrupción, mentiras descubiertas en cartas secretas del presidente del gobierno enviadas al presidente de la Comisión Europea, y distracción del debate con Venezuela, esteladas y fútbol. No puede negarse que somos expertos en procrastinar. Así nos va.

Comentarios { 0 }

Las cuatro reglas

Sumar, restar, dividir y multiplicar. Lo básico, lo que todo el mundo sabe. Eso es lo que se necesita tener claro para definir el concepto de corrupción, tan interesado el sr. Martínez Maíllo, vicesecretario de Organización del PP en lograr ahora, cuando ni siquiera tenemos gobierno, un pacto de Estado para luchar contra ella, previa definición del concepto, claro, pues curiosamente ni él ni su partido, asediado por la corrupción, tienen claro a estas alturas qué es eso de la corrupción.
Pues yo se lo voy a explicar con las cuatro reglas. De forma muy clara, para que me entienda. La corrupción implica que unos cuantos sujetos que están en la vida pública para enriquecerse suman para su patrimonio particular lo que restan de los servicios públicos a los que las Administraciones públicas se obligan. Todo ese incremento patrimonial, que se multiplica exponencialmente según estamos viendo en casos como la Púnica, Gürtel, Bárcenas y mil otros, sale de los impuestos que pagamos todos los ciudadanos que no hemos decidido llevar nuestro patrimonio a paraísos fiscales. Esto hace que lo que aportamos se divida hasta el infinito, hasta prácticamente convertir en inexistente nuestra aportación. Lo que equivale, en un estado de corrupción generalizada, a que todos trabajamos para la corrupción, puesto que nuestros impuestos contribuyen al lucro de esos cuantos corrompidos.
Sí, es tan descorazonador el razonamiento que es preferible mirar para otro lado, como al parecer hacemos en España. Y sinceramente no lo entiendo; no entiendo cómo podemos soportar tanta podredumbre.

Comentarios { 0 }

TICs y acceso al conocimiento

Las Universidades, que son las generadoras primigenias del conocimiento, deberían percartarse que estamos en la era en que el conocimiento puede circular de forma más rápida y libre que en ninguna otra. Y que si una de las principales funciones de la Universidad es la formación, al menos todas las que son públicas, deberían contribuir a utilizar y exprimir todos los medios que hoy tenemos a nuestra disposición para que esa formación sea cada vez más universal.
Los MOOC o cursos que se ofrecen en abierto on line son cada vez más numerosos. Pero teniendo en cuenta el potencial de seminarios y conferencias que se desarrollan diariamente en las Universidades, sería muy positivo que muchos de ellos, si no todos, pudieran ser accesibles por el público en general, como una vía de potenciar la transferencia del conocimiento. Entre las propias disciplinas muchas veces se organizan eventos a los que no siempre es posible desplazarse. Cuánto bien se haría si ese evento pudiera seguirse en streaming o quedara grabado en vídeo para su posterior visionado. Creo que es algo que todas las Facultades deberían estudiar.
La Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, a través del Máster en Derecho español para juristas extranjeros, que se imparte íntegramente on line, decidió en 2010 adecuar el salón de grados para que todas las actividades que en él se desarrollaran pudieran ser emitidas en streaming. Primero se utilizó, como experiencia piloto, para que los alumnos del Máster en Derecho español pudieran seguir los Seminarios Interdisciplinares integrados en el Máster sin tener que desplazarse a Salamanca. Pero luego estos seminarios se vienen emitiendo en abierto, alojando el contenido de los seminarios en la página de la USAL en youtube, lo que facilita que puedan verse en cualquier momento por cualquier persona que esté interesada en su contenido. Seis años después son muchas las actividades que utilizan este sistema. Y nos sentimos muy orgullosos por ello, porque somos conscientes de que con ello hemos contribuido a que el conocimiento sea más accesible.
Una sociedad más formada es una sociedad mejor. Por eso, es conveniente no sólo no poner límites al acceso al conocimiento, sino potenciar su acceso de forma activa. De esta manera nos beneficiamos todos.

Comentarios { 0 }

Hartazgo de país

Después de que tengamos que repetir unas elecciones por la ineptitud y falta de coraje, cintura o simplemente de talante democrático de los partidos políticos con representación en las Cortes; después de que tengamos que estar con un Gobierno dísculo en funciones durante más tiempo del deseable; después de todo el postureo que hemos tenido que soportar durante la primera campaña y los insufribles cuatro meses posteriores. ¿Es lícito que estemos discutiendo de nuevo sobre debates y no debates, sobre confluencias o desaveniencias, sobre listas y torpes, sobre la idea más peregrina? Yo me planto aquí. Este será el último post que escriba sobre este tremendo despropósito. Hartazgo de país.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad