Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | 22 junio 2016

El drama de la inmigración

Vivimos en un país totalmente desnortado. Fallecen 15 personas, que sepamos, en su intento de llegar a Ceuta hace unos días. Se cuestiona si la Guardia Civil ha actuado o no correctamente. El Director General de la Guardia Civil amenaza con querellarse contra todo aquel que cuestione la actuación del cuerpo que dirige. El Ministro del Interior va al Congreso y dice lo contrario del citado Director. Y al parecer sólo las ONGs alertan del drama humano que se esconde tras estas muertes. Los medios en vez de hablar de drama, hablan de la amenaza de avalancha contra las vallas que separan Melilla de Marruecos. La Unión Europea como siempre haciendo su papel propagándistico de las grandes frases sin contenido alguno. Para más inri, ahora el gobierno se descuelga con que hay que cambiar la ley de extranjería para evitar que esto suceda.
Y yo me pregunto si son acaso conscientes de que este problema no se soluciona sólo con leyes.
Lo primero que hay que saber es que lo que ha sucedido frente a las costas españolas no es una cuestión que afecte únicamente a España. Afecta al conjunto de la Unión Europea puesto que la gestión de las fronteras exteriores de la Unión Europea corresponde al FRONTEX. Correlato directo de la libre circulación de personas en el espacio Schengen. Dentro de las grandilocuentes políticas de inmigración de la Unión Europea, se habla de solidaridad, de cooperación con los países de los que proceden estos inmigrantes. No hay que olvidar que estas personas buscan una oportunidad de vida mejor que en sus países de origen no encuentran. Pero a la vista está que las políticas que hasta ahora se han llevado a cabo no están en la línea adecuada. Seguro que muchos pensarán que la UE no puede solucionar todos los problemas que tienen estos países cuando en la propia Unión las cosas no van bien. Lo que ocurre es que la gestión de los flujos migratorios nunca ha sido una cuestión sencilla. Y a mayor desigualdad entre los Estados, mayores riesgos de que se produzcan fenómenos de este tipo. La Unión Europea puede hacer mucho más de lo que hasta ahora ha hecho en cuestión de cooperación. También los Estados individualmente. Si no somos capaces de visualizar que este drama nos afecta a todos y como sociedad no lo podemos consentir, contribuiremos a seguir haciendo una sociedad cada vez más empobrecida y más aislada. Y no olvidemos que los castillos, por muy altas que sean sus murallas, no son inexpugnables.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad