Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | junio, 2016

Bienvenida a la Plataforma docente de Derecho internacional privado Millennium

Esta semana ha comenzado su andadura una interesante iniciativa promovida por dos de los más destacados internacionalprivatistas de nuestro país en estos momentos, Pilar Diago Diago, Profesora Titular de Derecho internacional privado de la Universidad de Zaragoza (Acreditada CU) y Javier Carrascosa González, Catedrático de Derecho internacional privado en la Universidad de Murcia. Se trata de la Plataforma docente de Derecho internacional privado Millennium pensada para iniciarse en el estudio de esta disciplina y también para profundizar en ella, y todo ello sirviéndose de las nuevas tecnologías. Enhorabuena a sus creadores y desde aquí os animo a participar en esta Plataforma.

Comentarios { 0 }

Lo que hubo, lo que hay, lo que habrá

Hubo un tiempo en que España jugaba en la primera división de la economía; donde todo parecía que iba bien; donde había exuberancia y se gastaba sin ningún escrúpulo; donde se hacían inversiones millonarias en proyectos de dudosa rentabilidad tanto económica como social. Hubo un tiempo en el que nos las prometíamos felices y vivíamos pensando que todo lo que teníamos iba a perdurar para siempre.
Hay en estos momentos una situación muy complicada, con casi seis millones de parados en nuestro país; con recortes sistemáticos en todos los servicios sociales, sanidad, educación… y se ha instalado entre la población una sensación de desánimo, de pesimismo y de miedo por tener al frente de las instituciones públicas a unos políticos que parecen vivir en una realidad paralela, sin conectar con lo que realmente pasa y se siente en la calle.
Hay también un fundado temor a qué pasará cuando pidamos ese rescate, del que se habla desde hace mucho tiempo y que parece a todas luces que no habrá más remedio que pedir, puesto que los pasos que se han dado por el gobierno no están haciendo más que perjudicar la ya maltrecha economía. Tememos que consideren que tenemos que hacer más ajustes, yendo siempre a los mismos, funcionarios y trabajadores, paganos, ya saben, de esta crisis.
Y en estas estamos, mientras pensamos en qué llegará mañana. O qué quedará de lo que hubo hace no tanto tiempo. En un optimismo sensato podemos (queremos) pensar que de esta situación saldremos. Lo importante es tomar nota de lo que ha ocurrido y poner los medios para que no volvamos a sufrir una crisis de estas características. Pero para ello, hace falta que cambien muchas cosas, entre ellas, la necesidad de que el pueblo, que es soberano, se crea realmente su soberanía y tome cartas en el asunto.

Comentarios { 0 }

Cuando se pierde la credibilidad

Este domingo se publicaba en el Diario El País un artículo muy interesante y esclarecedor de César Molinas sobre nuestros políticos titulado “Una teoría de la clase política española”. Terminé de leerlo ayer, mientras escuchaba de fondo la entrevista que en la 1 hicieron al Sr. Presidente del Gobierno. Y mientras lo leía y de fondo escuchaba, corroboré lo que desde hace tiempo pienso. Lo peor que puede pasarle a un político que a la sazón es servidor público es que pierda su credibilidad.
Al parecer (digo esto porque todos los medios hoy lo destacan, aunque yo no lo extraje tan nítido de sus palabras) el Sr. Presidente dijo que lo intocable intocable serían las pensiones, ante un hipotético rescate que cada vez es más evidente. Seguro que muchos pensamos que con certeza, las pensiones se verían afectadas. Pues siempre que desde el Gobierno se ha dicho que no iban a hacer una cosa al final la han acabado haciendo y con mayúsculas. Por eso, la sensación de descrédito que acompaña hoy a nuestros políticos es generalizada. El que ninguno de los “responsables” políticos haya asumido ni un ápice de responsabilidad de la situación en que nos encontramos dice mucho. Realmente, leyendo a César Molinas, uno se da cuenta de que estamos vendidos. Porque el sistema que tenemos actualmente no garantiza un cambio de rumbo que es lo que realmente necesitamos. No necesitamos tanto estos recortes salvajes a los que nos están sometiendo, como que se explique por qué se ha llegado hasta aquí y qué se va a intentar hacer para solucionarlo. Gobernar a base de decretos leyes, abusando de una mayoría absoluta, sin escuchar al pueblo, con el convencimiento mesiánico de que se hace lo que es bueno para el pueblo es lo más parecido a una dictadura.
La catarsis que es necesaria no llegará con estos políticos, porque son parte del problema y por ello ni por la cabeza se les pasa refundar el sistema, dado que se verían afectados en sus múltiples privilegios. Y sin embargo es eso lo que se necesita. Para regenerar la democracia quizás se debería comenzar por escuchar al pueblo, y no sólo, Sr. Rajoy, en sus vacaciones (que han sido cortas, según usted; aunque pensar eso y decirlo con la que está cayendo dice mucho de su compromiso con este país), sino en foros organizados por los propios partidos, si se quiere, para que pueda entrar aire en ellos. Es necesario abrir las ventanas y escuchar, quizás más sentido común del que dice presumir encontraría en la calle.

Comentarios { 0 }

A por todas

Septiembre es un mes de vuelta; de retorno al quehacer diario. En la Universidad, además, es un mes en que el engranaje de la maquinaria comienza poco a poco a volver a ponerse en marcha para tener todo a punto para el comienzo de las clases que, al menos en la Universidad de Salamanca, ya se hace en Septiembre. Este curso, el próximo día 17.
Un nuevo curso; una nueva etapa. Aunque todo pinte mal, aunque poco o nada haya variado la situación desde el último post que escribí, considero necesario comenzar con optimismo el nuevo curso e intentar ir a por todas, cada uno en su menester, cada uno en el puesto que ocupe, donde deba estar. Es necesario reivindicar el trabajo bien hecho y la esperanza de que todo puede ser diferente. Los privilegiados que todavía tenemos trabajo, tenemos que trabajar más y mejor. Nada de derrotismos, ni de frustraciones, ni de pesares. Ahora toca dar la batalla y al menos yo, voy a intentar darla.
Buen comienzo de curso a todos!

Comentarios { 0 }
Política de privacidad