Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | junio, 2016

Balance

El final de año es un momento propicio para hacer balance. También para proponerse nuevos retos para el año que está a punto de comenzar.

Lo cierto es que el año que ahora termina ha sido duro; demasiada tensión durante demasiado tiempo con noticias a todas horas que parecían querer recordarnos que el fin del mundo está próximo. No sé si las convulsiones que está viviendo el mundo presagian algo más allá de la coyuntura. No sería malo que así fuera. Los momentos de crisis traen normalmente aparejados cambios. El problema es que no sabemos a ciencia cierta si esos cambios serán para mejor o para peor.

Los movimientos que se han producido en varios Estados árabes, en los que la población reclamaba libertad (recuérdese Túnez, Egipto, Libia o Siria, entre muchos otros), englobados genéricamente bajo el término de primavera árabe, contrastan con la indolencia de las sociedades civiles de los Estados europeos, que hemos asistido sin inmutarnos a cómo los movimientos económicos han quitado y puesto gobiernos, sin que Europa tiemble.

Pareciera como si una vez conquistada la democracia, con lo que cuesta conquistarla, no tuviéramos problema en abdicar de ella. Llegará el día en que tengamos que volver a las calles a reivindicarla. Pero para entonces habremos perdido muchas cosas por el camino.

Para 2012, que tan negro nos lo pintan, lo necesario es sentido común y responsabilidad. No ya a los políticos, sino a todos y cada uno de nosotros. A ver si es posible que con cabeza esto pueda ordenarse un poco.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad