Blog de Ana B. González Rogado
Cosas que me pasan por la cabeza, de Zamora, de la Universidad, de la Escuela,...
 

Se miente o no se dice toda la verdad

Hace unos meses, el Rector, y su equipo, visitaron los diferentes centros para hacernos llegar sus preocupaciones, y/o desvelos, en estos momentos de incertidumbre que vivimos.

Entre las opciones posibles de futuro que nos planteó, estaba el aligeramiento de las estructuras universitarias: agrupación de centros y departamentos. Nos lo vendió y sigue vendiéndolo, no como una medida de ahorro (lo que sí lo hizo la Universidad de Valladolid), sino como una forma para que los centros y sus decanatos o direcciones (que serían pocos) tuvieran más peso en la toma de decisiones de la universidad.

En mi modesta, y poco ilustrada, opinión creo que eso mismo es algo que la Junta de Castilla y León lleva reclamando hace tiempo con el fin de hacer más controlable la universidad y de disminuir aún más la ya maltrecha autonomía universitaria (aunque ahora también se ha unido a ellos el gobierno del que forma parte el Sr. Wert). Es más fácil, cómodo y seguro para un equipo rectoral controlar a 6 o 7 decanatos o direcciones, que a 22. El equipo rectoral puede, o bien estar obligado a hacerlo por fuerzas exógenas, o bien estar realmente convencido de que esa es una buena opción coyuntural para nuestra universidad. Yo me inclino por pensar que se trata de una mezcla de las dos y que esa es la razón por la que está incluido este tema en el Plan estratégico que se está elaborando (que no es el Plan estratégico de la comunidad universitaria, ni este ni ningún otro; es el plan estratégico que el equipo de gobierno cree más adecuado llevar a cabo, eso si oyendo a la comunidad universitaria o, quizá mejor, a aquella parte de la comunidad universitaria que se quiera oír.).

¿Piensa el equipo rectoral que es más vendible para la comunidad universitaria la justificación de, fusionando, crear centros con más peso, que la otra posible razón, el ahorro? Si se hubiera dicho que el objetivo es disminuir gastos, se le podría haber replicado que aglutinar secretarías de varios centros, sin necesidad de aglutinar los centros, sería una medida en la misma línea (aunque en ese caso la “pelea” sería más dura con el PAS). Sin embargo, el ofrecer más poder a unos pocos puede hacer mover a los lobbies universitarios (que haberlos haylos) siempre ávidos de influencia y vasallaje, y mete a todo el personal en el mismo saco, de modo que, en mi opinión al menos, la “pelea” se diluye.

Cuando visitaron el Campus Viriato, en esa ronda citada, pregunté al Rector acerca del planteamiento que el equipo rectoral tenía en este ámbito y, concretamente, si la agrupación que propondrían sería por razones geográficas, por campos científicos o por qué criterios. Este es un tema que nos preocupa, y mucho, en los centros (pequeños o grandes) que nunca hemos tenido influencia, que siempre hemos estado luchando (cuando no era por crecer, era por tener profesorado estable, por que nuestra biblioteca siguiera unos horarios similares a otras,…) y que nacimos fuera de Salamanca.

La respuesta del Sr. Rector fue vaga (no podía ser de otra forma: eso no tocaba), aún no lo tenían decidido; eso sí, “en los campus de fuera de Salamanca sería geográfica, no tendría sentido otra opción” -dijo- o al menos eso es lo que yo entendí.

Ni en el Plan estratégico, ni en el Claustro se ha expuesto cómo llevar a cabo este aligeramiento. Pero si hacemos caso a las noticias que nos llegan, y por su procedencia habría que hacerles caso, o se miente o no se dice toda la verdad (y personalmente acabaré creyendo que esto lo imprime el cargo); aunque también está la posibilidad de que digan una cosa y hagan otra (lo que últimamente cada vez está más de moda).

Pues bien, que quede claro:

NO QUEREMOS DESAPARECER

NO QUEREMOS DEJARNOS ENGULLIR

NO QUEREMOS FORMAR PARTE DE UN CENTRO MÁS GRANDE Y CON MÁS PESO QUE ESTÉ FUERA DE ZAMORA.

YA SABEMOS QUE NOS IGNORARÁ, NINGUNEARÁ Y DESMANTELARÁ POQUITO A POCO.

Pero que no se preocupe nadie: tenemos práctica, nos sobra la práctica. Igual nos faltan ganas, pero lo tenemos claro:

SEGUIREMOS PELEANDO POR LO NUESTRO.

SOMOS UNIVERSIDAD DE SALAMANCA, PERO QUEREMOS A ZAMORA.

abgr

About abgr

Ana B. González Rogado. Licenciada en Ciencias Físicas, esp. electrónica por la Universidad de Salamanca, profesora del Departamento de Informática y Automática, adscrita a la Escuela Politécnica Superior de Zamora. Miembro del IUCE (Instituto Universitario de Ciencias de la Educación) y del Grupo de Evaluación Educativa y Orientación (GE2O) dentro del Grupo de Investigación en Interacción y eLearning (GRIAL), Grupo de Investigación Reconocido de la Universidad de Salamanca y Grupo de Excelencia de la Junta de Castilla y León. Gestión Universitiaria : Secretaria de la Escuela Politécnica Superior de Zamora, desde febrero de 1995 hasta febrero de 2000. Secretaria General de la Universidad de Salamanca, desde marzo de 2007 hasta diciembre de 2009

Suscribirse

Suscríbete a nuestro boletín por email para recibir actualizaciones.q

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*